-Las peleas y ofensas en el Concejo de Medellín siempre han existido, lo que pasa es que en los últimos años hay quienes pasaron el racero de la cordura al expresarse de cualquiera manera muchas veces en directo por los canales de televisión regional.

En el período anterior el concejal Juan Felipe Campuzano en una rabia partió el vidrio de su curul, y en otra ocasión casi se va a los golpes con el colega Rober Bohórquez Álvarez. También el concejal Jesús Aníbal Echeverry Jiménez trató de montañero al concejal Carlos Mario Uribe Zapata de Cambio Radical durante un debate, y Bernardo Alejandro Guerra Hoyos le gritó y se fue del recinto al presidente de la Corporación Jaime Roberto Cuartas Ochoa, cuando éste se defendió de un cuestionamiento que le hiciera el fogoso corporado liberal.

Parece que en el Concejo algunos de sus miembros están olvidando el lugar en el que se encuentran y como dijo la concejala del POLO, Luz María Múnera: “no se trata de hablar más duro y con groserías, se trata de dar la batalla con argumentos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí