-Está claro que la coalición en el Concejo de Medellín de 20 es un recuerdo que valió nada más para la escogencia de mesa directiva y Contralora de Medellín.

La bancada liberal por ejemplo, se fraccionó porque Aura Marleny Arcila Giraldo votó negativamente la venta de las acciones de Isagén, pero sus colegas Bernardo Alejandro Guerra Hoyos y Fabio Rivera, dieron su voto positivo porque les interesa tener una buena relación con el alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga.

En la bancada del Centro Democrático concejales como Simón Molina Gómez, Jaime Mejía Alvarán, y Nathally Vélez se montaron en el barco gobiernista, dejando de lado a sus colegas Santiago Jaramillo, Norman Harry Posada y Paulina Aguinaga, pese a las insinuaciones de Uribe para que tomaran una decisión conjunta.

En la bancada de Cambio Radical mientras Ricardo León Yépez votó positivo, Róber Bohórquez Álvarez consideró que no debía entregar facultades.

En la bancada conservadora Carlos Alberto Zuluaga votó negativo, mientras que Álvaro Múnera Builes y Jhon Jaime Moncada se fueron  por el sí.

En la bancada de Creemos la bancada va como relojito con la presidenta Daniela Maturana y Daniel Carvalho quienes están obviamente con el Alcalde en todo.

En la U Manuel Alejandro Moreno y Jesús Aníbal Echeverry se fueron  por el voto positivo.

No podemos hablar de bancada en Partido Verde, porque Jaime Roberto Cuartas Ochoa está solo y votó negativo, al igual que  Luz María Múnera del POLO, quien tampoco aprobó la iniciativa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí