Diputado Jorge Gómez Gallego, del Polo, (en el medio camisa azúl) defensor de las causas sindicales.
Mineros de Segovia.

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Medellín. De un momento a otro lo que parecía el peor negocio para Antioquia y la Nación, ahora goza de un atractivo que movería millones de dólares y parece que no nos dimos cuenta a tiempo o nos hicimos los pendejos, como a veces ocurre, y les entregamos las ganancias a un extraño.

Durante años se ha dicho que la Frontino Gold Mines es una empresa en quiebra que no daba sino problemas, pero ahora resulta que es una minita de oro que disfrutará la firma internacional Medoro por culpa de un aparente descuido de cálculo a tiempo.

Así lo denunció el diputado del Polo Democrático Alternativo, Jorge Gómez Gallego, quien aseguró que la firma Medoro habría comprado los activos de la empresa en liquidación por una suma cercana a los 200 millones de dólares, cuando la valoración de las minas estaría por el orden de los 7 mil millones de dólares.

Para el corporado algo huele muy mal en esta negociación porque a su juicio la Nación debió hacer un análisis juicioso de cuánto costaban los pasivos y activos de la Frontino antes de permitir cualquier acuerdo.

Sostuvo que lo que se ha hecho hasta el momento huele muy mal, ya que la firma Canadiense SAMARIUM GROUP CORPORATION está ofreciendo mucho más dinero por administrar la empresa y garantías que obviamente debieron ser tenidas en cuenta. “Y lo más importante, no pretenden comprar la empresa. Esta seguiría siendo nuestra”.

“SAMARIUM ofrece más de 250 millones de dólares para el pago del pasivo pensional, otros recursos destinados a reestructurar la entidad para mantener los contratos vigentes y generación de nuevos empleos, mejorar la calidad de vida de los municipios de Segovia y Remedios y promover el cuidado del medio ambiente”, precisó el diputado, quien se mostró muy preocupado con el paso dado, porque una cosa es la administración de las minas y otra el permitir que una firma internacional las compre.

Gómez Gallego asegura que el problema ahora es que ya se firmó el contrato de compraventa y si el liquidador decide retirar su firma hay una cuantiosa multa por pagar a Medoro en este caso.

Igualmente advirtió que Medoro sólo ha aportado para el negocio 7 millones de dólares cuando el monto total es de 200 millones, lo que hace suponer que éste es redondo porque buscará el resto de la inversión con la banca internacional.

A su turno Darío Rúa, miembro del sindicato de la Frontino, sostuvo que se hizo la negociación sin tener en cuenta que los trabajadores poseen unos títulos que los hace de alguna manera propietarios de la empresa y no fueron consultados.

Paradójicamente durante la Administración de Ramos Botero se volvió a crear la Secretaría de Minas precisamente para darle importancia a una región con vocación minera y proyección internacional a mediano plazo, pero parece que en esta negociación el Departamento poco o nada tuvo que ver porque todo el proceso lo lideró la Supersociedades.

Es paradójico que la Secretaría de Minas no hubiera podido intervenir en la valoración de unos activos tan altos para las empresas extranjeras, pero tan paupérrimos para la Nación que no se dio cuenta de la minita que tenía y se la habría entregado a Medoro en bandeja de plata.

El diputado Jorge Gómez Gallego asegura que el Gobierno es feliz privatizando, al tiempo que se realizará un debate en la Asamblea para que se expliquen detalles del asunto, aunque como van de avanzadas las cosas será un canto a la bandera sin soluciones de fondo.

Una pregunta que queda en el tintero es: ¿por qué sólo después de conocerse la negociación con Medoro aparece la firma SAMARIUM ofreciendo el oro y el moro?

También hay dudas de por qué el contralor Jorge Rojas Otálvaro no se ha pronunciado. Parece que se conformó con la remodelación de las oficinas del piso donde opera.

Lo único claro es que hay algo muy raro que se debe explicar bien, antes de que nuestra región vuelva a ser objeto de atrasos por razones de malos cálculos, y como en la época de la Conquista, otros se queden con nuestro oro y no hagamos nada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí