Uno de los puntos negativos que tiene Federico Restrepo Posada es que anda manejando un discurso “libretiado” que no es el suyo, de ataques, cuando se ha destacado por un estilo tranquilo y conciliador, mejor dicho era la cara amable del Fajardismo.

Se espera que en los próximos días, y luego de la alianza fallida con Alonso Salazar Jaramillo, logre oxigenarse con Federico Gutiérrez Zuluaga, quien de manera incondicional nunca se apartó de él y hoy lo recibe con los brazos abiertos como el matrimonio que nunca debió separarse: “Los Federicos”.

Importantes empresarios están con ellos, y de esta manera están preparados para gobernar Medellín y Antioquia. Quedó claro que Salazar Jaramillo no alcanzó a dividir totalmente al Fajardismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí