-Aunque Juan Gómez Martínez y su familia han dicho que por nada del mundo cederían o venderían su parte accionaria en el periódico El Colombiano, en distintas dependencias del medio han llovido las cartas de despido sin que los empleados reciban una explicación.

En los últimos días ha generado mucho ruido la posible compra del periódico por parte del Grupo Ardila Lule. Sin embargo, la negociación no se ha informado de manera oficial, al tiempo que trabajadores de todas las áreas (sobre todo los más antiguos) andan estresados esperando que llegue el “machetazo”.

El Colombiano se ha caracterizado por ser una empresa de mucha estabilidad y garantías para sus trabajadores quienes se pensionaban allí. Ahora parece que el panorama es distinto y para nadie es un secreto que ante la fortaleza de las redes sociales, los medios impresos tendrán que migrar del todo y eso significa disminuir personal e instalaciones costosas para su mantenimiento.

Si analizamos el tema de lectores y suscriptores del periódico impreso, versus portales web que tienen menor inversión y gastos de funcionamiento, las cargas son bastante distintas y eso lo saben todos quienes están en el sector. Es más, la televisión muy pronto también migraría del todo hacia la internet.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí