Independiente de los resultados de la Convención Conservadora del viernes 29 de mayo para la escogencia de candidato a la Gobernación de Antioquia, queda claro que después del desplante hecho por la ASI a Luis Bernardo Vélez Montoya, movimiento que le quitó el aval para la Alcaldía sin vergüenza alguna, le sigue la  “torcida” de los líderes conservadores de Itagüí al precandidato Carlos Mario Montoya Serna.

Montoya Serna renunció el año anterior a la gerencia del Área Metropolitana precisamente porque líderes de Itagüí  se lo pidieron. Desde ese momento comenzó el proceso electoral y dijo someterse a las directrices de la colectividad.

Sin embargo, el martes 26 de mayo en el Hotel Dann a las 3:30 de la tarde le dieron “golpe de estado” a Montoya Serna sus amigos los congresistas Nidia Marcela Osorio, Horacio Gallón, y los diputados Jaime Cano y Byron Caro. Los líderes de Bello también estaban allí, pero ellos nunca hablaron de un respaldo directo al precandidato.

Llama la atención que hubieren esperado más de 6 meses para decirle a Montoya Serna que no era el candidato de su preferencia, cuando él había recorrido buena parte de Antioquia y conformado la logística con miras a ser coherente en el proceso.

Los matices que le dieron la espalda a Montoya Serna están apoyando a Eva Inés Sánchez Cortés, ex contralora de Bello, quien para muchos es el “comodín” con miras a negociar una alianza bien sea con Luis Pérez Gutiérrez o con Centro Democrático.

Montoya Serna siempre manifestó que iría hasta el final en el proceso. Por esa razón sus propios amigos lo vieron como una piedra en el zapato, porque surgieron otras directrices desde la Unidad Nacional.

Lo más chistoso de todo es que el diputado Jaime Cano Martínez nos dijo que los periodistas hacíamos las veces de militantes porque criticamos lo ocurrido. No sabemos cómo podemos ser militantes de Montoya Serna si el año anterior en este mismo espacio fuimos fuertes críticos de su gestión como gerente del Área Metropolitana. Es que la imaginación da para todo…y Montoya Serna debió enviar el DRON  a espiar a otra parte, no al presidente de la colectividad Pedro Jiménez Salazar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí