PLATAPara la inscripción de un movimiento o grupo significativo de ciudadanos por firmas, es requisito obligatorio una póliza de seriedad, pero en Colombia las únicas aseguradoras que las expiden son Seguros del Estado y la Previsora.

La exigencia que hace el Consejo Nacional Electoral para que los movimientos aporten estas pólizas es válida, porque la idea es que los grupos de ciudadanos por firmas vayan hasta el final y promuevan procesos serios.

Sin embargo, ese no es el problema. La preocupación radica en que las aseguradoras además de cobrar una suma de dinero que nunca se recupera, exige un cheque de gerencia o una fiducia para que en caso de que algo falle sea el movimiento el que asuma el costo total del recurso protegido.

Por ejemplo, un movimiento que vaya por firmas en Envigado para tener candidatos al Concejo, debe pagar 4 millones de pesos para proteger 100 salarios mínimos legales mensuales vigentes (unos 66 millones de pesos) con la póliza. Además tiene que aportar un cheque de gerencia o una fiducia, para que en caso de error, los 66 millones de pesos sean cobrados directamente a quien solicitó la póliza.

La pregunta que se hacen quienes lideran estos movimientos es qué función cumplen las aseguradoras, si ganan con cara y sello al exigir garantías económicas de antemano que cubren todo el monto ofrecido o protegido.

El Consejo Nacional Electoral ya se pronunció ante las aseguradoras para que no exijan esas garantías, pero no le han hecho caso y mientras tanto los grupos significativos de ciudadanos tendrán que darse la pela buscando esos recursos si quieren participar en política.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí