Nos llamó la atención la publicación que hiciera el periódico El Colombiano sobre los costosos asesores que tendría Gabriel  Jaime Rico Betancur en su campaña para la Alcaldía de Medellín.

El artículo deja entrever que asesores como JJ Rendón estarían en la campaña, y que sus honorarios y los de otros,  superarían los 3 mil millones de pesos. También que ese monto violaría los topes establecidos para las campañas.

Luego de leer el informe esperamos encontrar copias de los contratos y facturas de los pagos y honorarios, pero no las anexaron. Es decir, el periodista hizo una suposición de lo que cobran los asesores y de lo que presuntamente habría pagado Rico Betancur para que lo ayudaran en campaña.

El artículo fue ilustrado con la foto en la que aparecen algunos congresistas como Nicolás Echeverry, José Ignacio Mesa, Juan Felipe Lemos, Óscar Hurtado, Jhon Jairo Roldán, Olga Suárez, Nidia Marcela Osorio, Horacio Gallón, Julián Bedoya, y Luis Fernando Duque García, rodeando a Rico Betancur.

Conocemos a los congresistas de la foto y nos atrevemos a asegurar que ninguno de ellos, después de los gastos que tuvieron en sus propias campañas, haya sacado 3 mil millones de pesos para pagar asesores de un candidato que apenas está iniciando el proceso electoral.

Tampoco creemos que los empresarios que lo están apoyando paguen todo ese dinero por ahora. Y Rico Betancur no es una persona adinerada para darse una pela financiera de esa naturaleza.

Investigamos sobre el tema, y logramos establecer que aunque hay asesores que cobran honorarios muy altos, también deciden en algunas ocasiones ofrecer su trabajo GRATIS con el fin de apostarle a propuestas ganadoras y acreditar imagen.

Son estrategias que asesores reputados adoptan en ciertos casos como parte de su marketing político.

En periodismo y derecho, las pruebas son definitivas para legitimar las noticias en el primer caso, y los derechos en el segundo. Una cosa son los artículos de opinión (donde hay ciertas libertades o licencias) y otra la noticia escueta que requiere de unos elementos veraces para soportarla.

Ojalá este año no se repita lo de 2011, cuando medios de comunicación muy importantes de este país, se parcializaron y desbordaron las fronteras del deber ser informativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí