Nada buena ha sido la discusión que se está llevando en el Partido Conservador con miras a la escogencia del candidato a la Gobernación de Antioquia.

El precandidato Carlos Mario Montoya Serna trató de marrullero al presidente de la colectividad en Antioquia, Pedro Jiménez Salazar, ante la demora del aval, y el ex congresista respondió que estuvo en la Cámara con honores por más de 20 años sin perder una elección. “Me retiré cuando quise. Tengo una hoja de vida limpia”, puntualizó.

El senador Juan Diego Gómez Jiménez también manifestó que ese tipo de señalamientos no le hacen bien al Partido, porque la idea es unir la colectividad y escoger el candidato que tenga las condiciones para ser un buen gobernador.

Montoya Serna está preocupado porque la dilatación del aval en Antioquia, daría pie para que David Barguil, presidente nacional del Partido y aparente amigo del senador Álvaro Uribe Vélez, decida a su gusto quién debe ser ungido. O también decidir una alianza partidista.

El también precandidato César Eugenio Martínez Restrepo considera que el Partido está en capacidad de hacerse contar bien sea en la Unidad Nacional, de manera independiente, o en alianza con Centro Democrático.

Los precandidatos estuvieron el jueves en Bogotá, pero regresaron con las mismas noticias: que esperen un poco más.

Y Marta Ramírez, también precandidata, no dice nada sobre el aval. Anda callada. ¿Será que ya desistió?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí