Gonzalo Mesa y José Ignacio Mesa, entre otros. William Ortega.
Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Medellín. Por más liderazgo y aceptación que se tenga en política, la plata es determinante. Las campañas requieren mucha inyección financiera y con tanta restricción se necesita un esfuerzo mayor de transparencia.

Traigo a colación este tema, a propósito del incidente que se habría presentando entre el ex diputado Gonzalo Mesa Ochoa y las campañas de William Ortega Rojas y Óscar Suárez Mira al Senado.

Aunque nadie lo ha confirmado abiertamente, el cuento es que Gonzalo Mesa Ochoa habría comprometido su apoyo para el senado de William Ortega Rojas, y luego éste sorprendió con que inauguraba sede en Envigado a fin de aspirar a la Cámara, dejando de lado su trabajo para José Ignacio Mesa Betancur. Parece que la molestia fue mayor porque al parecer le habían dado un anticipo económico.

De oídas también se dice que similar pacto habría hecho Mesa Ochoa con el aspirante al Senado, Óscar Suárez Mira, quien le habría prometido apoyo económico para la Cámara, y no para la Alcaldía de Envigado.

El caso es que en toda esta pelotera política Mesa Betancur le exigió a Mesa Ochoa que mantuviera el pacto inicial de aspirar a la Alcaldía de Envigado, y meterse de lleno con el matiz de Ortega Rojas en Cambio Radical.

Lo que sí está confirmado es que el próximo jueves 22 de octubre, en la Asamblea de Antioquia, se dará a conocer la siguiente alianza: Gonzalo Mesa Ochoa, conservador, aspira a la Alcaldía de Envigado; José Ignacio Mesa Betancur, Cámara, por Cambio Radical; William Ortega Rojas, Senado, y el diputado Carlos Andrés Trujillo, avalando la candidatura a la Cámara, por Itagüí de Lida Marcela Osorio. No se trata de cambios de partido, sino de apoyos conjuntos.

Aunque parece muy extraña esta combinación de fuerzas, ellos sabrán porqué lo hacen y sus intereses particulares.

Y es que en campañas, el dinero juega un papel fundamental. O si no que lo diga el concejal Jesús Aníbal Echeverri Jiménez, quien declinó su aspiración a la Cámara, cuando el representante Germán Hoyos Giraldo de la “U” le pidió un case de 200 millones de pesos para arrancar el proyecto.

Hoyos Giraldo reconoce que un proyecto organizado necesita hombres con liderazgo, pero también plata, para que la logística tenga lógica y resultados.

Un ex diputado conservador nos recordó recientemente que muchas elecciones se han perdido porque a último momento quien tiene los recursos para movilizar a los votantes puede cambiar el curso de las cosas.

Los políticos vinculados con grupos al margen de la ley, han servido de ejemplo para que los nuevos aspirantes hagan un ejercicio serio de cómo conseguir los recursos y hacerlos rendir al máximo.

Sería interesante que los líderes vuelvan a tener contacto con las comunidades. Que sus sedes políticas no sean durante uno o dos meses antes de la contienda, para que el proceso de cercanía con los votantes arroje sus frutos como era anteriormente.

Las campañas deberían ser empresas de largo plazo en las que haya continuidad de trabajo, pero lamentablemente eso no es así en razón de la falta de seriedad de algunos seguidores que cambian de camiseta con suma facilidad.

————————————————————————————

RECOVECOS DE LA POLÍTICA PARROQUIAL

*Muy molestos están algunos diputados porque hay colegas que le cuentan al gobernador Ramos Botero lo que escuchan en las oficinas vecinas, muchas veces tergiversado el contenido de los comentarios. Esta situación se hizo ver en un debate en la Duma, cuando algunos corporados, que no están de lleno con la coalición, exigieron respeto porque lo que se dice en la intimidad de las oficinas no es para convertirlo en chismes del piso 12.

*El candidato presidencial Sergio Fajardo Valderrama está armando grupo de candidatos al Congreso con personas de perfil intelectual e independiente. El caso que más llama la atención es el del escritor de Lorica, Córdoba, David Sánchez Juliao, quien fue el florero de Llorente cuando en Humor City la gente no se rió de los chistes de él, y el secretario de Cultura en su momento, Jorge Melguiso Posada, se salió de la ropa al señalar que a nosotros nos había quedado grabado ese humor doble sentido de Montecristo. Precisamente ese chiste de mal gusto le costó la popularidad al funcionario y ojalá no le pase lo mismo a Fajardo con la ficha al Congreso de Sánchez Juliao.

*Recientemente vimos muy molesto al concejal de Cambio Radical, Rubén Callejas, con el candidato presidencial Germán Vargas Lleras. Parece que el ex senador a veces no invita a los miembros de su equipo a ciertos eventos y esto genera resquemores. Escuchamos a Callejas decir: ¡qué candidato el que nos gastamos! Hace algunos meses también había surgido polémica porque al concejal Juan David Arteaga Flórez tampoco lo habrían invitado a un evento en Bogotá. Aquí se dice que los distintos matices de Cambio Radical están generando esos celos pendejos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí