Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Los concejales que comenzaron muy juiciosos a aprobar todo lo que está presentando el alcalde Aníbal Gaviria Correa como que despertaron.

En la sesión del jueves 26 de abril se armó la de Troya cuando los secretarios de la Administración pretendían que los corporados le dieran vía libre a los 362 mil millones de pesos de adición para obras de ciudad.

Decimos que se armó la de Troya, porque al no haber suficiente ilustración de cómo y para qué son los dineros, el presidente del Concejo, Bernardo Alejandro Guerra Hoyos rompió en cólera y dijo que no lo iban a “ferrocarriliar”.

Usó este término porque la concejala Aura Marleny Arcila  Giraldo invitó a votar la suficiente ilustración y eso despertó la molestia de Guerra y de otros concejales que se sintieron presionados.

La cosa pasó a mayores cuando el concejal Juan  Felipe Campuzano   les gritó a  los secretarios del Alcalde que estaban pegados con mocos y que respetaran a la corporación al no dar suficientes explicaciones sobre el destino de la plata.

A su vez el concejal Jesús Aníbal Echeverri cuestionó duramente al concejal Yéferson Miranda al señalarlo de defensor del Gobierno sin argumentos sólidos.

Para terminarles el cuento, hubo un final feliz porque los concejales que votaron la ilustración corrigieron, y ahora hay más detalles de para qué son los 362 mil millones de pesos.

Lo que sí es claro es que esa adición con seguridad se aprobará, pero no a la ligera, a fin de que no haya después excusas para arrepentimientos.

——————————————————————————-

“¡QUÉ  SE ACABE  LA SINVERGUENZURA!”: ROBERT BOHÓRQUEZ


Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

“Ese cuento de tomarse la foto cortando la cinta de obras con bajos porcentajes de ejecución y sin terminar se tiene que acabar”, sentenció  el concejal Róbert Bohórquez.

Para el corporado es  preocupante que los alcaldes y funcionarios  inauguren obras cada que se cumple una etapa y no cuando estén culminadas.

Por ello presentó un proyecto de acuerdo con el que pretende que ninguna  obra se inaugure si no está lista en un 100%.

El metroplús por ejemplo, se inauguró en diciembre de 2011 cuando faltaban obras complementarias y por eso ahora se deben aprobar nuevas vigencias para finiquitar el proyecto.

También están las escaleras eléctricas que fueron puestas en funcionamiento en la Comuna 13 sin estar listas y hoy surgen fuertes críticas frente al tema.

Si el proyecto es aprobado,  marcaría una pauta en lo local  y nacional para que se acabe esa práctica irresponsable de entregar obras con bajos porcentajes de ejecución.

Es, a nuestro juicio, una piedra en el zapato  para los contratistas que están pendientes de las adiciones y la ampliación de obras donde se presentan sobrecostos que pagamos los ciudadanos de a pie.

La iniciativa surge justo cuando se va a aprobar el Plan de Desarrollo y hay varios proyectos pendientes que demandan altos recursos.


El concejal la tiene clara, esperemos a ver si lo dejan trabajar y no le ponen palos en la rueda quienes manejan la contratación.

-El concejal Ramón Emilio Acevedo dijo  que  para él  no  hay claridad frente a las vigencias para el metroplús y autopistas de la  prosperidad que pide el alcalde Aníbal Gaviria Correa.

“No voy  a perder mi curul que conseguí con tanto esfuerzo votando proyectos en los que no tengo claridad”, advirtió.

-Para el ex concejal Carlos Ballesteros no lo convence la teoría del ministro de Trabajo, Rafael Pardo Rueda, quien manifestó que el desempleo en Medellín está bajando y que habrá unas 60 mil oportunidades laborales en la ciudad. ¿Será que sí?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí