Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

El fallo ratificado contra el ex alcalde Alonso Salazar Jaramillo no ha impedido que él siga señalando a personajes de la política local como auspiciadores o colaboradores de grupos al margen de la ley.

Eso no es malo, porque sus razones tendrá para hacer esas aseveraciones, lo grave es la polémica que hoy suscitó si el concejal de Cambio Radical Róbert Bohórquez fue también apoyado por esos grupos.

La polémica se desató en la mañana del domingo 6 de mayo por cuenta de la entrevista que les concedió a los periodistas Juan Guillermo Duque y Jorge Iván Posada de EL COLOMBIANO.

La entrevista como tal en principio no decía nada nuevo porque Salazar cuestionó el fallo de la procuradora María Eugenia Carreño. Sin embargo, hubo una pregunta de los periodistas que armó el alboroto en el Concejo.

La pregunta dice textualmente así: “Usted también habló de concejales que según sus denuncias también se habrían asociado con esas estructuras…

Y Salazar respondió así: “Yo soy muy preciso en lo que digo. Yo dije que concejales o candidatos al Concejo por Cambio Radical. El señor Robert Bohórquez (concejal) …Así como dije que en la comuna 6, el candidato de Firmes que tenía el antecedente de haber sido detenido en algún momento por haber vendido licor adulterado y que estaba apoyado por el directivo de la Corporación Democracia, Luis Carlos Piedrahíta…”

Ante esa respuesta durante el debate del Plan de Desarrollo en el Concejo, los corporados comenzaron a analizar las declaraciones de Salazar. Bohórquez no pudo ocultar su indignación por considerarse amigo del ex alcalde.

Le pidieron al concejal verde Jeferson Miranda que se pronunciara y dijo que estaba entre la espada y la pared. Acto seguido llamó a Salazar para pedirle explicaciones sobre el concejal de Cambio Radical.

Al terminar la llamada Miranda les dijo a sus compañeros que Salazar no se refería a Bohórquez, sino a Roberto Cardona. Que se trataba de una equivocación.

El enredo fue peor, porque Cardona no es mencionado en la entrevista por su nombre y apellido.

Nosotros analizando el tema vemos varios aspectos a tener en cuenta frente a lo que dijo Miranda:

Lo primero es si es posible que Salazar sea capaz de confundir los nombres de Róbert Bohórquez con el de Roberto Cardona. A nuestro juicio no hay mayor parecido.

Lo segundo es que también se haya equivocado al decir candidato de Cambio Radical y no Firmes por Medellín.

Lo tercero es que si fue una equivocación de los periodistas Juan Guillermo Duque y Jorge Iván Posada, pues deben tener la grabación de la entrevista para dirimir el asunto.

Lo cuarto es por qué no se menciona el nombre de Roberto Cardona si era tan relevante en la denuncia.

En diálogo que sostuvimos con Bohórquez reconoció que lloró muy temprano al leer la entrevista, ya que ha mantenido muy buenas relaciones con el ex alcalde y espera una rectificación.

Y aunque con Roberto Cardona no pudimos hablar porque salió muy rápidamente del Concejo apabullado por esa confusión y ese lío, hemos podido analizar en los últimos días que él no milita con ningún equipo político, que llegó por Firmes por una mera coyuntura, y que prácticamente no tiene contacto con el ex candidato Luis Pérez Gutiérrez.

Quienes lo conocen dicen que es un joven tranquillo que no genera polémica con sus colegas y quien al parecer se ha convertido en el caballito de batalla  para que se pasen cuentas de cobro de conductas de otros personajes.

Al dialogar con los concejales Luis Bernardo Vélez Montoya y Ramón Emilio Acevedo coincidieron en que los medios de comunicación no deben ser utilizados como estrados judiciales y lamentaron la situación en caso de que se haya tratado de un error contra Bohórquez.

Otra fuente nos confirmó que lo de Róbert Bohórquez no fue un error,  ya que al parecer existe una grabación en la que Alonso Salazar Jaramillo señala al miembro de Cambio radical de nexos con un señor Diego Mauricio en la Comuna 1, documento que habría sido entregado a la Fiscalía.

Como dijimos en toda esta novela alguien no está siendo claro. Por ello deberán ser el ex alcalde o los periodistas que escribieron el artículo, quienes señalen qué es cierto en lo que se denominó una confusión de prensa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí