Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

En su primera aspiración como candidato a la Alcaldía de Medellín,  Gabriel Jaime Rico utilizó  vallas con el mensaje: “NO ES PÉREZ…MÁS”, para señalar que los ciudadanos no querían más de los ex alcaldes Sergio Naranjo Pérez y Luis Pérez contendores suyos de la época.

Rico obtuvo alrededor de 15 mil votos y el ganador fue Alonso Salazar Jaramillo. Hago esta introducción para que entendamos que el joven en otrora conservador y hoy de la U en los últimos años ha mostrado distancia con el apellido Pérez y por ello no era extraña su cercanía con el nuevo alcalde Aníbal Gaviria Correa.

Pero siguiendo con el análisis, recordemos que en vista de la distante posibilidad de Federico Gutiérrez Zuluaga de ser alcalde por la U,  y de que Rico se había dado una pela dejando de ser candidato en esta ocasión, pues el plan B era acercarse a Aníbal Gaviria Correa antes que esperar otros cuatro años sin figuración pública para su proyecto político.

Y tenía razón. Otros cuatro años en el sector privado lo hubieran enfriado y por ello era mejor asumir un cargo como gerente de Plaza Mayor donde tendrá la oportunidad de mostrar grandes cualidades.

Recordemos que semanas antes de las elecciones un grupo de seguidores de Rico adhirió a la campaña de Aníbal Gaviria Correa en el Hotel Dann. Sin embargo, el nos dijo que no había dado órdenes para que los miembros de la U tomaran caminos distintos, pero que tampoco podía obligarlos. Una entrevista concedida al periódico EL COLOMBIANO también fue determinante cuando dijo que si no era Federico era mejor Gaviria.

Aunque ese punto no quedó muy claro para los uribistas, para Gaviria Correa sí, y por ello decidió darle la oportunidad a Rico para que se muestre en un cargo donde seguro lo hará muy bien y le servirá para volverse a postular como candidato a la Alcaldía de Medellín.

Así que Rico prefirió decirse interiormente: “NO ES PÉREZ…MÁS”.

/Rodrigo Ardila liberal consentido de la Universidad de Medellín no llegó a la Asamblea, pero si a la Personería de Medellín. Quedó clara la fortaleza de la concejal Aura Marleni Arcila Giraldo.

/Los Cossio ganaron por punta y punta. Se dice que los nuevos contralores de Medellín y de Antioquia, Juan Carlos Peláez y Luz Helena Arango Cardona son cercanos a ellos. Y además apoyaron a los nuevos gobernantes.

/Nadie entendió por qué los diputados verdes votaron en blanco la elección de la contralora Luz Helena Arango Cardona. Si querían ayudarle al gobernador Fajardo no lo lograron, porque lo que hicieron fue que se crearan dos coaliciones.

/Durante la instalación del nuevo Concejo vimos al corporado verde Jefferson Miranda muy altivo frente a algunos colegas, sobre todo hacia Jesús Aníbal Echeverri Jiménez. A lo mejor no sabe que Echeverri es un concejal que no tiene pelos en la lengua para decir lo que piensa. Hay quienes dicen que Miranda quiere parecerse a  Fajardo, eso no es malo, lo malo es que Fajardo es uno solo. O si no que lo diga Andrés Felipe Arias cuando se creía Uribe.

/Todo estaba listo para que el ex concejal de Cambio Radical, Juan David Arteaga Flórez fuera el nuevo secretario del Concejo. A última hora le embolataron el cargo. El concejal Robert Bohórquez asegura que Arteaga estará mejor como líder de Cambio Radical en otros temas.

/El ex alcalde de Envigado, José Diego Gallo Riaño cayó en paragüitas. Pasó de mandatario a secretario de Obras de Medellín. Como ingeniero puede aportar mucho.

/Omar Hoyos Agudelo como secretario de Tránsito es posible que humanice el trato de los funcionarios de la entidad con la gente sobre todo cuando no hay claridad jurídica frente al tema de las fotomultas. Ya prometió cambios. Ojalá que sí.

/Si Omar Flórez Vélez llega a la gerencia del Metro podría propiciar los bálsamos para que los transportadores jueguen un papel más digno en temas como el Metroplus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí