Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Medellín. “Muchos hubieran querido estar presentes en la celebración del minuto de silencio que habría ofrecido el Concejo de Medellín como consecuencia de mi muerte, pero desafortunadamente para ellos, el destino hoy me tiene con vida”.

Con estas palabras el concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos se defendió sobre las informaciones que hoy ponen en entredicho si estaba conduciendo en estado de embriaguez un vehículo del Concejo involucrado en un accidente de tránsito.

Guerra Hoyos aclaró que la Policía de Carreteras tiene el informe completo de lo sucedido el jueves 25 de marzo de 2010 y no el jueves santo, como se ha venido especulando. “Esto quiere decir que el Tránsito de Medellín habría perdido jurisdicción en el suceso y por ello no aparecen datos en esa entidad”.

El concejal explicó que la colisión se presentó a las 11:30 de la noche. “El carro era conducido por Mario César David y el hecho se presentó en la variante Las Palmas kilómetro 8+500. En una de las curvas él frena, pero pierde el control porque además estaba lloviendo y había mucha neblina. Se encuneta al lado derecho de la vía y se estrella contra unos árboles”.

Agrega Guerra Hoyos que “se procede a evacuar el carro con la ayuda de mi escolta motorizada. Llamamos a mi casa ubicada a 5 kilómetros del lugar para que nos recojan. Y reporto la situación a Paula Restrepo de Servicios Generales del Concejo”.

Explica que luego comienza a esperar el informe de la Policía de Carreteras y el carro es llevado por la Concesión Aburrá Túnel de Oriente hacia las 2:00 de la madrugada a la Estación de Servicios Terpel cercana al peaje, porque la Previsora y Seguros Colpatria sólo reciben la información hasta las 6:00 de la mañana que es cuando el carro es llevado al taller de Roble Motor en Medellín hacia la 1:30 de la tarde.

Guerra Hoyos recuerda que la zona es de alta accidentalidad. Que en marzo del presente año se incrementó en un 125%, siendo el mes más accidentado de los últimos diez años en la vía.

Dice que en febrero se presentaron 14 accidentes y 31 en marzo. “A una patrulla de la Policía casi le ocurre lo mismo a las 4:30 de la madrugada el 3 de marzo. Y hace un año en ese mismo sector murieron mi escolta de seguridad y un escolta de la Gobernación. Ya puse en conocimiento del gerente de la Concesión Vial el hecho para que se tomen medidas de prevención en el lugar”.

El concejal explicó además que el carro fue tapado para evitar que se averiara la parte interior del mismo por sugerencia del taller y se retiró la placa delantera porque la defensa estaba destruida.

También advirtió que quieren utilizar este accidente de tránsito para pasarle cuenta de cobro por las denuncias que ha hecho en la Corporación. “Un accidente le puede pasar a cualquier ciudadano”, añadió.

Finalmente sostuvo que el conductor no estaba consumiendo alcohol porque esto es prohibido.

El carro en cuestión se dice que cuesta alrededor de 300 millones de pesos, que es blindado, y sólo hay dos: uno en el Concejo y otro en la Alcaldía.

PREGUNTAS EN EL AIRE

Aunque el concejal dio todas las explicaciones del caso algunos se preguntan por qué éstas fueron tan tardías.

Igualmente hay quienes dicen que Guerra Hoyos habría pedido el lunes anterior al presidente de AON, operador de la aseguradora, que su nombre no apareciera en el reporte. Si fue el conductor el protagonista del suceso, el concejal sería un mero testigo y no tendría de qué preocuparse.

También hay dudas sobre si el concejal abandonó el lugar de los hechos. Es decir, si habría escapado, para no tener culpa.

También es claro que si todo lo dicho por el concejal resulta ser falso, el costo político sería sumamente grave para un líder que se ha mostrado como uno de los denunciantes más grandes de Antioquia contra la corrupción.

Es probable que la novela de Guerra Hoyos apenas esté comenzando, porque con toda seguridad sus enemigos le buscarán la caída, para disfrutar un minuto de silencio no por su muerte como humano, sino política.

TRAGARSE EL EGO FUE LO MÁS DURO. RECOVECOS DE LA POLÍTICA PARROQUIAL

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Medellín. Para Sergio Fajardo Valderrama lo más duro de haberse aliado con Antanas Mockus no fue si era una buena estrategia. Fue tragarse el ego que lo ha hecho famoso en los círculos políticos.

Tuvieron que ser razones de vida o muerte las que alentaron al ex alcalde de Medellín para tomar tal decisión, pues siempre ha dicho que su proyecto político es el más limpio, que su selección Colombia de aspirantes al Congreso sería inigualable y que iría solo hasta el final en la contienda presidencial.

No discutimos que Fajardo trató de inventarse una forma distinta de hacer política que en principio arrojó buenos resultados, pero en la marcha se está desgastando por las vanidades.

Probablemente su selección Colombia habría tenido éxito si no hubiera descalificado tanto a la clase dirigente, y el proyecto presidencial mayor dimensión con una actitud humilde similar a la que adoptó Uribe cuando ganó por primera vez el cariño de la gente, así en el fondo estuviera pensando lo contrario.

Las vanidades de Fajardo lo han llevado a divisiones muy graves al interior de la Administración Municipal. No en vano algunos sectores consideran que no valdría la pena apoyar a Fajardo porque éste destinaría sus esfuerzos a Bogotá. Esos comentarios se escuchan entre importantes líderes políticos de la región que están pensando seriamente si Compromiso Ciudadano tiene gasolina aún.

Independiente de lo que hemos manifestado aquí, nos parece que la alianza es buena y que es la primera vez en mucho tiempo que una fórmula vicepresidencial toma tanta dimensión. También consideramos que Mockus es una persona inteligente. Nos preocupa es que Fajardo tenga en mente otros proyectos que acaben con las buenas intenciones del ex alcalde de Bogotá.

No vemos por ejemplo a Fajardo sumiso a Mockus. Su ego seguramente lo impulsará a buscar un ministerio u otros escenarios para opacarlo. Eso sí nos parece delicado.

La matemática de Coquito nos dice que hoy entre Fajardo y Mockus hay un potencial de votos de unos 300 mil y que si estos se duplican la cosa está grave. Noemí por ejemplo en la consulta sacó más de un millón de votos.

A menos que Colombia se desbordé en voto de opinión y eso sería otra cosa. Ojala que la desesperación no los haga cometer equivocaciones. Lo único claro por ahora es que la contienda presidencial está muy sabrosa.

Así los egos de unos desborden los de otros.

DIPUTADOS ARMARÍAN TOLDA APARTE

Durante los últimos días hemos visto muy retrecheros a los diputados Carlos Andrés Trujillo y Alexander Flórez con directores de dependencias de la Gobernación.

El más molesto ha sido Alexander Flórez, quien recientemente criticó a la Beneficiencia de Antioquia (Benedan); y hoy (6 de abril de 2010) al gerente del IDEA, Álvaro Vásquez Osorio, porque le entregaron el informe financiero horas antes del debate y no lo pudo analizar.

Su enojo lo hizo ver durante el debate con el IDEA y hay quienes dicen que este sería el comienzo de una guerra política que pondría en aprietos la coalición de gobierno.

Carlos Andrés Trujillo demostró durante la contienda electoral que sí tiene sus votos en Itagüï y no necesita de Carlos Arturo Betancur Castaño. Que ya no es aquél concejal de 2 mil votos, que llegó a la Asamblea con 26 mil y que ahora se hizo contar con Nidia Marcela Osorio con más de 11 mil votos.

Los entendidos dicen que Trujillo quiere alcaldía de Itagüí, y de la mano de los Suárez Mira, buscará Gobernación, alcaldía de Medellín y otras del área metropolitana.

Consejeros de Ramos Botero piden que se acabe la pelea con los Suárez Mira porque a mediano plazo es mejor unir fuerzas antes de que los inconformes armen tolda a aparte y se divida la votación para las elecciones regionales del próximo año.

Entre los inconformes recordemos que hay importantes congresistas que se ahogaron y perfectamente demarcarían el futuro electoral el año entrante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí