Carlos Mario Rivera, director Seccional de Salud de Antioquia. Cuota del diputado César Pérez García.
Sonrisas maliciosas. Ambos quieren el poder.


Muchos creyeron en algún momento que Nohemí era la ungida.


Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

*En pocos meses sabremos si la fiebre uribista continuará, si era una moda en función de una persona, o un verdadero proyecto político.

*Uribe, como los niños resabiados, puso a los candidatos presidenciales a entrar en una pelea interesante. Al señalar a Andrés Felipe Arias como su versión mejorada, y puso al Partido Conservador en una situación compleja con la consulta. Juan Manuel Santos al no ser el ungido, está haciendo malabares y todo ello le pone un picante sabroso a la contienda. La pregunta es: ¿qué pensará Uribe en el fondo con todo esto? A lo mejor demostrar su poderío.

*El diputado César Pérez García le declaró la guerra a la Gobernación. Lo raro es por qué aún sigue como director Seccional de Salud, Carlos Mario Rivera, quien es cuota suya.

*Es posible que la Gobernación esté esperando que las aguas se calmen, pues Pérez García dice que lo dejaron solo cuando estuvo por fuera de la Duma en el marco de un proceso legal que ya ganó.

*Es muy difícil que la coalición de la Asamblea se rompa porque hay diputados que prefieren tener algo seguro, que nada en contratación.

*Y hay quienes quieren seguir pegados a la “tetica”, antes que pelear sin herramientas fuertes.

*El diputado liberal Rodrigo Mesa Cadavid así lo entendió, y decidió estar del lado de la Gobernación. El hombre ya está disfrutando las mieles de la burocracia.

*La misma táctica la aplicó con Aníbal Gaviria Correa y le funcionó.

*Los senadores Eugenio Prieto Soto y Luis Fernando Duque García seguramente seguirán enfrentados sin que se logre la unidad liberal en Antioquia.

*Varios hinchas del Medellín lograron que muchas personas no votaran por las listas fajardistas al Congreso. A través de correos electrónicos y llamadas hicieron su propia campaña, todo porque Alicia Vargas no prestó el Estadio.

*El candidato a la Cámara Omar Hoyos Agudelo superó muy rápido su derrota. Ahora está como asesor empresarial.

*El gran problema de Hoyos fue que Luis Gonzalo Martínez y Jorge Mejía buscaron tolda aparte dividiendo la votación sin lograr una fuerza definitiva.

*Un aspirante al Congreso habría llegado muy enojado al piso 12 de la Gobernación para reclamar porqué lo dejaron solo.

*Si la segunda vuelta es entre Juan Manuel Santos y Noemí Sanín, lo más probable es que los liberales tiren para donde Santos, quien tiene origen liberal.

*La coalición del Concejo no volará en mil pedazos, sencillamente porque ya se eligió mesa directiva. Aunque a finales de año algo podría pasar.

*Algunos uribistas no estarían dispuestos a apoyar a candidatos ungidos por el Presidente, porque hay muchas cosas que no les habría cumplido.

*Los perdedores son optimistas y esperan que varios congresistas electos se caigan para ocupar sus puestos.

*Qué fea costumbre la que están adoptando algunos almacenes de cadena como Carrefour, que a veces no es tan chévere como dice. En repetidas ocasiones los precios que figuran en sus productos no coinciden con los que son registrados en las cajas. En dos ocasiones pasé de agache porque pensé que un error lo comente cualquiera, pero en la tercera sí exigí una explicación y me respetaron el precio de la etiqueta. Cuide su bolsillo.

*Hay quienes quisieran ver a Carlos Arturo Piedrahita Cárdenas y a Óscar Darío Pérez Pineda ocupando importantes cargos en la Gobernación mientras definen qué harán en materia política.

*Jorge Enrique Vélez García también debe estar analizando su próxima jugada política.

*Vélez García tiene madera y sería un desperdicio que se ausente del ejercicio político.

*Dos personajes se ganaron la Cámara sin tacha o cuestionamiento alguno: Juan Diego Gómez Jiménez, del Partido Conservador; y Augusto Posada Sánchez, de la U. No se apabullaron ante tanto dinero circulando.

*Cada vez es más evidente la independencia que quiere mostrar el concejal Federico Gutiérrez Zuluaga. Sabe que en una aspiración a la Alcaldía debe moverse muy bien.

*Algunos periodistas coincidimos en que el gerente del IDEA, Álvaro Vásquez, a ratos habla como si fuera el gobernador cuando plantea con tanto entusiasmo los macroproyectos en marcha. ¿O será que el entusiasmo es porque falta poco para que arranque la contienda departamental y él es uno de los que tiene opción?

*El diputado Jaime Garzón Araque le dijo a GRAN CIUDAD que Medellín necesita un mandatario que se preocupe por grandes obras en materia de movilidad, y no en sembrar matas. “Que las siembre cuando haya vías de 6 carriles”.

*Garzón Araque dio a entender que la ciudad necesitaría a futuro otro alcalde como Luis Pérez Gutiérrez. La duda es que algunos sectores consideran que no debería ser él sino otra persona, pero con ideas semejantes. Ahí esta la tarea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí