Hay líderes políticos que pasan sin pena ni gloria por las corporaciones. Para quienes su único interés es conseguir una curul y punto. No les importa el desarrollo de sus regiones. Se olvidan de su electorado.

Sin embargo, el diputado liberal Adolfo León Palacio Sánchez se toma a pecho su trabajo. No está en política porque necesite, lo hace porque le apasiona, y en esa medida no le tiembla la voz para proponer y cuestionar desde una Asamblea que a ratos pareciera silenciosa frente a los temas de región.

Tal vez por esa razón Palacio Sánchez quiere ser concejal de Medellín, porque sabe que en ese recinto sí escucharán  con atención sus propuestas, pues parece cansado ante la negligencia que suscita un Gobierno Departamental que no responde sus preguntas en materia financiera.

Sin embargo, sigue luchando y por eso ha estado muy pendiente de los parques educativos, el desarrollo vial, el presupuesto participativo, las becas y estímulos educativos, y cómo mejorar los ingresos del Departamento y la protección de los animales entre otros temas.

No le gusta que lo encasillen como diputado de oposición, pues siempre sus críticas están enfocadas a colaborar desde su experiencia  en el ámbito financiero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí