Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Algo nos decía que la aspiración a la Alcaldía de Medellín de Aníbal Gaviria Correa, Luis Pérez Gutiérrez y Bernardo Alejandro Guerra Hoyos, por el Partido Liberal, iba a levantar chispas. Y así fue, y antes de lo previsto.

La pelotera comenzó desde el jueves 7 de abril, pero trascendió el viernes 8, cuando se conoció que el presidente de la colectividad roja, Rafael Pardo Rueda le habría hablado muy fuerte a Pérez Gutiérrez cuando éste solicito que para inscribirse requería que hubiera consulta y no consenso.

Esto desató la furia de Pardo Rueda quien habría manifestado que Pérez Gutiérrez llegaba de último y a poner las reglas. Pero el ex alcalde argumentó que el consenso sería una mecánica desigual, porque obviamente la simpatía del directivo sería por Gaviria Correa antes que por cualquier otro.

El ex congresista Ramón Elejalde Arbeláez también comparte la posición de Pardo por obvias razones, y argumenta que el ex alcalde no puede llegar al Partido a última hora, cuando se cierran las inscripciones y ha sido rechazado al parecer en otros partidos.

Pérez Gutiérrez adujo que la rabia del presidente del Partido obedece a que apoyó a Juan Manuel Santos en campaña y eso no se lo perdona, como tampoco el directivo perdonó al ex diputado César Pérez García cuando lo sancionó y le declaró la guerra.

Lo que nadie entiende es por qué el directivo rojo cuestiona al ex alcalde, pero no a Gaviria Correa que estaría en fórmula para la Gobernación con Sergio Fajardo Valderrama del Partido Verde.

Tampoco cuadra que se hable del ex mandatario como un disidente si nunca ha renunciado a la colectividad y la representó bien desde el primer cargo del Municipio.

El senador Luis Fernando Duque García está súper enojado y dijo que el Partido no es una persona, es una institución y aclaró que por estatutos y Constitución Pérez Gutiérrez debe tener todas las garantías para aspirar. Sin embargo, el ex alcalde dice que tiene las puertas abiertas en otros partidos de la Unidad Nacional y que parece que en Pardo Rueda existe el miedo de la consulta porque probablemente no ganaría su pupilo.

Esta pelada de cobre es noticia nacional y demuestra que en Antioquia los rojos no han logrado ponerse de acuerdo. Y eso que aún el concejal Bernardo Alejandro Guerra Hoyos no ha dado su punto de vista, porque él sí que es polémico y puede echarle más leña al fuego.

Duque García dijo que si Pardo Rueda quiere ser coherente, pues que también cuestione al senador Eugenio Prieto Soto, quien ha sido aspirante por firmas y ha recibido el apoyo de los rojos.

Con lo ocurrido queda claro que una posible alianza entre Gaviria y Pérez para buscar Gobernación y Alcaldía está descartada. Al tiempo que otros equipos políticos pueden aprovechar la coyuntura.

En este lío de liberales, parece que cada uno tiene parte de razón, pero lo claro es que los trapos sucios deben lavarse en casa porque está quedando el Partido como un equipo sin orden en el que no hay coherencia y se pela el cobre sin vergüenza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí