Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Sin divagar el más uribista de todos los tiempos, José Obdulio Gaviria, asegura que está con Luis Pérez Gutiérrez, que le gusta Federico, pero que la pelea es contra Aníbal Gaviria Correa.

Así nos lo hizo saber sin tapujos al oficializar su adhesión a la campaña de Pérez Gutiérrez en compañía de otros “pura sangre” del Uribismo como Jaime Jaramillo Panesso.
El asesor estrella y muy polémico de Uribe, manifestó que Pérez Gutiérrez ya demostró con la Operación Orión, que sabe enfrentar la inseguridad, y con sus sueños de ciudad, que puede seguir proponiendo obras de grandes resultados como lo fue el metrocable. “De ahí que no sea un comentario fuera de lugar pensar en el segundo piso vial”.

Obdulio Gaviria está convencido que la política negra de la que habla Gaviria Correa no proviene de Luis Pérez, sino del mismo candidato que la denuncia generando grandes cortinas de humo para confundir a los electores sobre sus cuitas.

Y agrega que si fuera cierto todo lo que se dice de Luis Pérez Gutiérrez, habría algún proceso judicial vigente en su contra y eso no ha pasado.

A su turno el experto en temas de paz, Jaime Jaramillo Panesso, sostuvo que ya es hora de pasar la hoja porque en estos cuatro años la ciudad está peor, y quienes han estado en los dos últimos gobiernos no lograron cambios. “Ya está bueno de torpes”, sentenció.
Manifestó también que es una pena que el señor Fajardo no conozca Antioquia, y que el día de mañana de pronto se vaya por la Panamericana y llegué a Panamá sin saberlo. O que apenas sepa que Necoclí existe y puede ser un polo de desarrollo turístico.
Finalmente Pérez Gutiérrez está sorprendido por qué tantos escándalos en la campaña de Gaviria Correa y no pasa nada, mientras toda la artillería informativa busca lo que no hay en su proyecto político de Firmes por Medellín.
El plato está servido. Todavía no podemos hablar de favoritos, cualquier cosa puede pasar. Federico Gutiérrez, Luis Fernando Muñoz, Aníbal Gaviria Correa, Yakelín Tolosa y Luis Pérez, tienen casi un mes para demostrarle a la comunidad cuál es el mejor.
Diputado Alfaro Garcìa, sentado, adhiere a Vásquez Osorio. (De pie).

SE ROMPIÓ LA CONFIANZA: SUÁREZ, RECOVECOS

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

“Se rompió la confianza y así es muy difícil que nos la juguemos de frente con Álvaro Vásquez Osorio. Tenemos que pensarlo bien antes de tomar una decisión”.
Con esta frase la senadora conservadora Olga Suárez Mira puso fin a las especulaciones de por qué no había llegado de frente a la campaña de Álvaro Vásquez Osorio, candidato a la Gobernación de Antioquia.
Dijo que para ella es muy difícil cambiarle el pensamiento a decenas de líderes de su equipo, quienes hoy aseguran que no les importa quien sea gobernador en 2012, porque durante esta administración no los han tenido en cuenta.
Suárez Mira precisó que ella es una líder y no jefe que da órdenes pasando por encima de sus seguidores, pues el proyecto político de su familia lleva más de 30 años cumpliendo un orden lógico.

“Yo no sé cómo convencerlos. Y mal haría diciéndole a Vásquez Osorio que lo apoyo y luego en las urnas no figure nuestra votación reflejada”, puntualizó la parlamentaria.
Confesó que le hubiera gustado un candidato de unidad y que sostuvo conversaciones con Carlos Mario Estrada Molina de la U, pero sin asumir compromisos por obvias razones. Sin embargo, precisó que la unión de fuerzas hubiera permitido tener hoy un candidato con vocación de poder e incluyente.

A su turno Vásquez Osorio dijo que hará todo lo que esté a su alcance para convencer a los líderes de los Suárez, porque piensa gobernar de una manera que corrija posibles errores del pasado.
Y agregó que así como fue capaz de convencer a la senadora Liliana Rendón Roldán, lo propio hará con los miembros del Suarismo.
El candidato conservador también conquistó el apoyo del diputado Alfaro Martín García, quien también estaba muy retrechero para adherir, precisamente por sus diferencias con Ramos Botero.
Queda claro que a Vásquez Osorio le tocará manejar un discurso en el que explique que gobernará con todos los azules, pues el grupo conocido como Los Colantos, no quedó muy convencido con la actual administración y eso ha traído diferencias que vienen desde las elecciones del Congreso y mucho antes.
Sin lugar a dudas la senadora Suárez Mira está pensando bien las cosas para que no le pasen factura. No obstante, el diputado Alfaro García considera que le pueden dar otra oportunidad al Ramismo con Vásquez Osorio, para ver si las cosas cambian.
Lo más grave de estas diferencias, es que mientras los azules no se ponen de acuerdo, Fajardo con su bastoncito sigue convenciendo y sin cazar peleas con nadie. Puro contacto con la gente y manejo de imagen de niño bueno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí