Juan Carlos Hurtado habla con el diputado Gabriel Raúl Manrique Berrío, luego de conocerse la decisión del Consejo de Estado en su contra.

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Medellín. Una buena o mala interpretación de la ley le puede dañar o mejorar el camina’o a cualquier político. La decisión del Consejo de Estado en contra del diputado Gabriel Raúl Manrique Berrío es muestra de ello.

Al diputado le dijeron que pierde la curul porque habría realizado contratos como presidente de ADIDA. Lo graves es que el corporado aduce que esa organización es sin ánimo de lucro y ahí sigue la discusión.

Seguramente quien si está feliz es Jorge Gómez, quien entraría a reemplazar a Manrique Berrío en la Duma por el Polo Democrático Alternativo, y sólo espera que se formalice el proceso.

Como la ley es de interpretaciones, ahora no sabemos si el Consejo de Estado actuó bien o mal, mientras que unos lloran y otros ríen con estas decisiones, y quienes se esforzaron por conseguir los miles de votos que requieren una curul en la Asamblea quedan jodidos.

Como le pasó al ex diputado liberal Carlos Alberto Molina por ocupar un encargo en la EDU por tres días, lo mataron políticamente. Hasta dónde debe ir el sentido común y la razón?, que lo respondan los jueces y magistrados que parece no cuentan con una medida exacta de objetividad porque todo es de interpretación.

Con esto no queremos decir que la justicia de nuestro país es deficiente, pero en algunos casos beneficia a unos y perjudica a otros. Otro ejemplo, no de justicia, pero sí de ética, tiene que ver con los partidos. Algunos congresistas se voltean con una facilidad absoluta y no hay castigos. Están los Javier Cáceres, Rodrigo Rivera, Roy Barreras y otros teodolindos que siguen campantes pasándose por la baja la política.

Lo más grave de las faltas a la justicia y a la ética, es que hay decisiones que en algunos casos no dan oportunidad de apelación y defensa acabando con caminos de optimismo.

Remate: Qué lástima que después de la muerte de Michael Jackson haya quedado claro que él no violó menores. Si eso le pasa a un famoso, que podremos esperar los ciudadanos del común en países como Colombia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí