La Asamblea pasa por duros momentos.

Diputado César Pérez García.
Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Medellín. En medio de gran sigilo y sin acudir al espectáculo al que ya estamos acostumbrados los colombianos, miembros del CTI de la Fiscalía, detuvieron al diputado César Pérez García en pleno debate con el gerente de la Fábrica de Licores Andrés Isaza Pérez.

Hacia las 10:30 de la mañana de hoy jueves 22 de julio el debate en la Asamblea con la gerencia de la FLA transcurría en forma tranquila, cuando de repente se observó la salida de Pérez García del recinto acompañado de unos sujetos que en principio parecían miembros de su escolta.

Grande fue la sorpresa cuando periodistas y diputados fueron informados que la Corte Suprema de Justicia había ordenado la detención del “Comandante” por el proceso de la masacre de Segovia donde murieron 43 personas.

El debate, aunque continuó, tomó otro ritmo porque la atención estaba puesta en las razones que motivaron la captura del líder político.

Llamó la atención que los agentes no utilizaron la fuerza o elementos alusivos a la institución como ha sucedido con la detención de parlamentarios vinculados con la parapolítica.

Pérez García no tenía la menor sospecha sobre lo que podría ocurrirle porque minutos antes del operativo de rigor había intervenido sobre el presente y futuro de la FLA y los escándalos que hay por la realización de eventos patrocinados de manera al parecer irregular en ciudades como Cali.

Desde que la Corte Suprema de Justicia comenzó a sonar recientemente ese caso, que para muchos ya era cosa juzgada, en los mentideros políticos tomó fuerza la teoría en el sentido de que los enemigos de Pérez García esta vez sí tenían cómo sacarlo de “circulación” desempolvando sus supuestos vínculos con la masacre de Segovia.

El remoquete de “Comandante” no ha sido gratuito para un líder que con más de setenta abriles encima parece ser feliz librando batallas jurídicas y políticas, pese a que goza de una gran fortuna económica que no parece bastarle buscando siempre hacer lo que más le gusta: generar debate público y tener la razón.

El presidente de la mesa directiva de la Asamblea, Jaime Zapata Ospina lució muy preocupado con la noticia, pues para nadie es un secreto los difíciles momentos por los que pasa la corporación.

Zapata Ospina, Alfaro Martín García y Guillermo León Palacio Vega han sido amenazados de muerte por distintas razones, y recientemente el también diputado Rodrigo Mesa Cadavid fue sancionado por la Procuraduría por ordenar reabrir una clínica de estética. Aunque ya apeló la decisión y sigue sesionando.

Por ello la captura de Pérez García es un ingrediente que pone a la Asamblea en una situación compleja de acusaciones, amenazas y defensas. De ahí que algunos diputados prefieran no adelantar debates de control político por temor a represalias bien sea de la justicia o de sectores anónimos.

A esta hora el “Comandante” debe haber sido trasladado a la ciudad de Bogotá donde tendrá que adelantar una ardua defensa ante la Corte para demostrar que no participó en los hechos de Segovia.

Para el grupo político Convergencia Liberal que orienta el diputado, es otro golpe porque hace algún tiempo fue capturado y puesto en libertad el ex senador Guillermo Gaviria Zapata por falta de pruebas en el caso de la parapolítica, y el no logro de la curul de Carlos Arturo Piedrahita Cárdenas en la Cámara.

Como están las cosas, volvería a la Duma en su reemplazo Ángela María Cano, quien ya tuvo su paso fugaz por la corporación al reemplazar a Pérez García en otro proceso judicial.

Mejor dicho, en la Duma reina una paranoia general con los últimos acontecimientos pero el debate debe seguir…

¡POR CUENTA DE UNA ENFERMEDAD O ACCIDENTE USTED PUEDE LLEGAR A PERDERLO TODO. NO CORRA ESE RIESGO AFÍLIESE A EPS, ARP Y PENSIONES. LLAME EN HORARIO DE OFICINA AL 5119820 o 5124084. ASESORÍA GRATIS!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí