El gobernador Ramos Botero tiene en sus manos una compleja decisión.

Diputado Jorge Gómez Gallego y el secretario de Hacienda, Mauricio

Villegas Mesa.

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Medellín. Desde la administración de Aníbal Gaviria Corrrea no escuchábamos denuncias sobre funcionarios que estuvieran ocupando cargos sin el lleno de los requisitos o con títulos presuntamente falsos.

El último diputado en denunciar una situación así fue Juan Esteban Villegas Aristizábal quien para la época dijo que había personas en la Gobernación que inventaban hojas de vida para ostentar ciertos cargos burlándose la Ley de Contratación.

Aunque no supimos finalmente en qué quedaron esas denuncias, ahora es el diputado del Polo, Jorge Gómez Gallego, quien pone nuevamente el dedo en la llaga, pero esta vez tocando al secretario tal vez más querido y cercano al gobernador Ramos Botero: Mauricio Villegas Mesa, de Hacienda. Hijo del patriarca y destacado ingeniero y político Álvaro Villegas Moreno.

Gómez Gallego asegura textualmente: “En medio de la discusión del Proyecto de Ordenanza 034 que modifica la Estructura Salarial y el Sistema de Evaluación de los Empleos del Departamento de Antioquia, denuncié que el secretario de Hacienda no llena los requisitos de ley para ocupar el cargo. No ha homologado su título de Bachelor of Science in Business Administration que obtuvo en la Universidad de Denver – Colorado , en Estados Unidos, según constancia que reposa en mi poder, expedida por el Ministerio de Educación Nacional. Esa convalidación es indispensable para cumplir la exigencia de acreditar el título profesional requerido para ser nombrado Secretario de Despacho en un ente territorial como el Departamento de Antioquia”.

Aunque no podemos determinar qué tan grave sería la falta, Villegas Mesa dio al parecer papaya y Gómez Gallego la está aprovechando. Recordemos que el diputado Carlos Alberto Molina perdió su curul simplemente por ocupar durante tres días un cargo en la EDU antes de ser corporado. Que el también diputado Gabriel Raúl Manrique Berrío debió renunciar hace algunos meses porque al parecer ordenó contratos cuando era directivo de ADIDA. La lista de otras situaciones similares podría ser larga y compleja de entender.

Lo más grave del asunto que nos ocupa es que Villegas Mesa es un joven que goza de gran simpatía en distintos sectores, pero Gómez Gallego asegura que una cosa no tiene que ver con la otra y que independientemente de que homologue o no su título ya cometió la falta.

En el diálogo que sostuvimos con el diputado en nuestro espacio radial el día jueves 10 de diciembre, manifestó que denunciará el caso ante la Procuraduría y divagó sobre a su juicio quién tenía la culpa en todo esto: si el Gobernador, el filtro de contratación o el mismo secretario de Hacienda al no informar de la posible inhabilidad. Gómez Gallego respondió que aunque parte de la buena fe del mandatario la comunidad necesita claridad.

Durante la misma emisión abrimos los micrófonos de GRAN CIUDAD para que algún vocero de la Administración o el mismo Mauricio Villegas Mesa controvirtieran la versión del diputado. Sin embargo, nadie llamó.

Igualmente quisimos consultar a diputados de la coalición y tampoco quisieron hablar sobre el tema. En parte por la simpatía que le tienen al secretario y por discreción. No obstante hemos escuchado algunos comentarios en los corrillos de la Asamblea en los que se manifiesta que Villegas M esa no tiene el perfil para ser secretario. Creemos que puede obedecer a envidias de quienes no han recibido dádivas en la Gobernación o simplemente a celos producto de la juventud del funcionario y del encargo tan importante.

Por lo que hemos analizado hasta el momento, es muy probable que el detalle denunciado por Gómez Gallego, haya pasado inadvertido por las partes en su momento. Sin embargo, el desconocimiento de la ley no es óbice para que se cumpla y aquí es posible que el secretario abandone el cargo para no generar un manto de duda en una Gobernación que ha marchado sin grandes escándalos.

Con toda seguridad a esta hora se reúne el grupo de jurídicos de la Gobernación para analizar cuidadosamente el tema y no cometer posibles errores en torno a la decisión que se tome en este caso.

La función del secretario de Hacienda es fundamental, toda vez que tiene en sus manos la gestión financiera de proyectos como Pescadero Ituango, Túnel de Oriente, Vías de la Montaña, y saneamiento económico de la Administración, entre otros aspectos.

Además estamos en plena época electoral. Por lo pronto el diputado del POLO está aprovechando minutos de fama con este aburridor asunto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí