Inicio Blog

CON SALIDA DE LUIS FERNANDO SUÁREZ, DEBEN PELLIZCARSE QUIENES NO TIENEN TAQUILLA COMO FICO

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Con el anuncio oficial de Luis Fernando Suárez Vélez como candidato a la gobernación de Antioquia, es hora de que los indecisos salgan al ruedo, pues no pueden darse el lujo de esperar como lo hizo Aníbal Gaviria Correa en 2019.

Ante la “poquedad” de figuras, como dice mi colega Rubén Benjumea Moncada, quien tenga una aspiración seria para gobernación, y los que faltan para alcaldía de Medellín que no den más vueltas, que después de Semana Santa, que no sé qué… en fin…pura inseguridad…

El único, que por ahora puede mamar gallo con el anuncio es Federico Gutiérrez Zuluaga. De resto, no hay quién tenga ese capital político calientico para especular o hacerse extrañar.

Recordemos que posicionar una imagen lleva tiempo, y hay posibles aspirantes con escaso o nulo nivel de reconocimiento entre la gente.

Una cosa es que a uno lo conozcan en la Alpujarra, y otra en las comunas, y sectores de opinión.

Y el que esté esperando que FICO se lance para anunciar su candidatura, es alguien que no confía en su vocación de éxito. De entrada, mejor que se quede quieto, pues no se tiene confianza.

ANÍBAL GAVIRIA CORREA FUE EL ÚLTIMO, Y LUIS FERNANDO SUÁREZ EL PRIMERO

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Aníbal Gaviria Correa aplicó en 2019 la parábola de los últimos serán los primeros. Y lo fue. La mayor votación y el último en dar a conocer su candidatura.

No sabemos si la parábola aplique en contrario con su candidato Luis Fernando Suárez Vélez quien en esta ocasión anunció de primero su campaña a la gobernación de Antioquia.

Aunque es innegable que como gobernador encargado hizo bien la tarea, que no tiene escándalos, que cae bien, y ha sido buen escudero de Aníbal Gaviria Correa, también es cierto que debe hacer un trabajo muy fuerte para convencer a sectores que estuvieron en el proyecto en 2019 pero se apartaron con el tiempo.

Estamos hablando de sectores como el de Conservadores de Vida con Juan Diego Gómez Jiménez, Carlos Mario Montoya Serna y Nicolás Echeverry Alvarán; el del ex concejal de Medellín, Ricardo León Yepes; y de su anterior estratega político Carlos Andrés Pérez Múnera; entre otros.

Suárez Vélez debe acercar a esos sectores, y aprovechar al senador del Centro Democrático, Andrés Guerra Hoyos, para que se una a la campaña ante falta de líderes propios de ese partido; y convencer a los escépticos sobre su participación en el próximo gobierno.

Si Aníbal Gaviria Correa quiere ayudar a su candidato, debe estar más cercano a los medios de comunicación de la región. Varios colegas señalan que es poco el contacto con el ente y desconocen mucha información relevante que se podría generar desde allí.

Son aspectos que se pueden ajustar de manera sencilla, además porque Suárez Vélez, es alguien con quien se puede conversar fácil y ya se probó como dirigente.

Campaña por la Alcaldía de Medellín: los más buscados en Google

Además de las encuestas en la calle, por teléfono o incluso digitales, uno de los mejores termómetros para medir la temperatura electoral de forma objetiva es Google Trends, una herramienta avanzada desarrollada por la gigante multinacional Google que mide en tiempo real el nivel de interés que tiene la gente en la web a nivel global.

Haciendo uso de este potente instrumento, la consulta efectuada hoy 31 de enero de 2023 muestra los siguientes resultados frente a los nombres que más despiertan interés en la red dentro de los aspirantes por la Alcaldía de Medellín en la última semana:

Como se observa el 52% de la gente en Medellín muestra interés por Rodolfo Correa, el 13% por Lucas Cañas, el 13% por Juan Camilo Restrepo, el 12% por Albert Corredor y el 10% por el analista Gilberto Tobón.

Esta campaña va a toda máquina y parece ser que exige el máximo nivel de concentración. Los resultados se van viendo y se verán mes a mes, minuto a minuto, porque lo que pasará el 29 de octubre será el resultado de lo que se siembre durante los próximos meses.

Lo bueno de la herramienta es que cualquier ciudadano la puede consultar para establecer cómo están sus posibles candidatos en la búsqueda de la plataforma.

ESTEBAN RESTREPO HA RECORRIDO 60 MUNICIPIOS Y AÚN NO ES CANDIDATO OFICIAL A LA GOBERNACIÓN DE ANTIOQUIA

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Esteban Restrepo le dijo a los colegas de Antioquia Amanece que lleva 60 municipios de Antioquia recorridos hasta el momento, pero no es candidato oficial a la gobernación.

Dijo que en eventual candidatura, haría coalición con cualquiera, menos con el candidato que apoye el Centro Democrático, que para él, es Luis Fernando Suárez Vélez.

Ante esa aseveración le preguntamos al senador y ex candidato a la gobernación , Andrés Guerra Hoyos,  sobre la veracidad de la teoría  de Restrepo, y nos dijo que no sabe cuál es el candidato del Centro Democrático, y menos sobre apoyo a Suárez Vélez.

Lo anterior nos parece extraño, porque Guerra Hoyos fue la segunda votación en 2019 y sería el colmo que Álvaro Uribe Vélez no le haya pedido opinión y tampoco haya desvirtuado una alianza con Suárez Vélez de tajo.

Es claro también que el Centro Democrático no tiene figura rutilante para gobernación y los senadores Guerra Hoyos y Paola Holguín no  quisieron montarse en esa “vaca loca”.

Sin embargo, Guerra Hoyos, aunque luce distante del tema de gobernación, además por camaradería con Aníbal Gaviria Correa, sí anda muy pendiente de Medellín. Habla sobre los temas locales, y hasta parece más candidato que el mismo concejal Sebastián López Valencia, su pupilo.

CONSERVADORES SE LE VAN A PARAR A PETRO PORQUE NO HA CUMPLIDO LOS ACUERDOS

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

La carta que le envió el senador Nicolás Albeiro Echeverry Alvarán a la Dirección del Partido Conservador para analizar posturas de la bancada ante el gobierno de Gustavo Petro, no es tan desprevenida como pensábamos.

Al director nacional, Carlos Andrés Trujillo (quien apoyó a Petro) le queda muy «cuellón» pedirle al gobierno que cumpla los acuerdos, pues resulta mejor la estrategia del policía bueno y el malo.

Nos explicamos. Para Petro sería más preocupante que Trujillo le diga que su bancada está molesta porque le dieron el Ministerio del Transporte, pero solo la cabeza. De ahí para abajo no han nombrado a nadie. Tampoco en INVIAS, ANI, Agencia de Seguridad VIAL, y Aero Civil,  entre otros frentes. Nadie, es nadie.

En esa inconformidad están en Antioquia, además de Trujillo, Nicolás Albeiro Echeverry Alvarán; los Pineda en Montería; los Cepeda en el Atlántico; los Blel en Bolívar; y los Barreto en el Tolima, entre otros.

Es probable que Trujillo le haya dicho a Alvarán que arme la pelotera, porque en dos meses se discuten Plan de Desarrollo, y las reformas laboral, pensional, energética, y política, y el gobierno necesita a los conservadores.

CAMPAÑA A LA GOBERNACIÓN DE JULIÁN BEDOYA NO SERÍA “CAÑAZO”

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

El ex senador Julián Bedoya Pulgarín siempre aspira para ganar. Y gana. Lo hizo en la Asamblea de Antioquia, cuando nadie daba un peso por él, y luego en el Congreso.

Es considerado como el líder liberal más fuerte de la región. Hasta la apuesta con Gustavo Petro le salió, y lograr una alianza roja impensable con el Partido Conservador, bajo la dirección del senador Carlos Andrés Trujillo. Pregunte por lo que no vea, dirán sus seguidores.

Pero la vida no ha sido color rosa para Bedoya Pulgarín, quien tiene un umbral de tolerancia mayor que cualquiera, afrontando escándalos, con investigaciones, sin condena alguna. Hay quienes dicen que cada que asoma la cabeza en una elección despiertan los ataques, pero eso no lo trasnocha. Sabe que es parte de la dinámica.

Sus cercanos dicen que la premisa de él es: “yo no aspiro para perder, lo hago para ganar”. Sin embargo, hoy quiere gobernación y eso es otro asunto.

Muchos dirán que no tiene case para una aspiración de ese calado.  Pero basta con hacer un cálculo somero de lo que aglutina entre él y el senador azul Trujillo y la cosa no es menor.

Van a tener por lo menos 88 candidatos para alcaldías con vocación de poder. Su votación para Congreso en Antioquia fue alta, tienen alcaldes, ministerio de Transporte, y congresistas que lideran temas del gobierno de Petro como la reforma a la salud, entre otros.

Poseen un case de máquina envidiable, en el que sus militantes  hablan de una premisa: Bedoya y Trujillo dan juego, ayudan, dejan que otros surjan y lleguen a cargos de poder.

La pregunta que surge es: Puede que esa estructura funcione para cargos de elección de voto duro, pero con la opinión es otra cosa  para gobernación.

Bedoya Pulgarín tiene claro ese tema, pero parece fatigado de ayudar a líderes que han vendido la idea de ser independientes y luego se olvidan de la gente, cuando Antioquia tuvo clase dirigente seria, empezando por los congresistas de antaño. El mapa del país se medía por Antioquia, no por la costa, como ocurre desde hace algunos años.

La propuesta  de Bedoya y Pulgarín y Trujillo es jugar para gobernación y no descartar otros aspirantes en coalición alrededor de quien logre conquistar a la gente y devolver la credibilidad en los partidos.

De otro lado, el año anterior dimos a conocer que Bedoya Pulgarín no habría renunciado al Congreso dentro de los tiempos establecidos para que no incurra en doble militancia y tenga que esperar aval del Partido Liberal para cualquier aspiración. Pues bien, la información que conseguimos es que sí lo hizo dentro de los tiempos. Al renunciar al Congreso también lo habría hecho a la colectividad.

Hay quienes dicen que Bedoya Pulgarín y Trujillo están como en una especie de frente nacional. Esperemos a ver cómo concretan   la candidatura.

Sobre fórmula con Lucas Cañas para alcaldía, ha sido información que ha dado a conocer el concejal, como una simple  posibilidad.

RODOLFO CORREA APUNTA AL VOTO QUE NADIE LOGRA MEDIR

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Para el candidato a la alcaldía de Medellín, Rodolfo Correa Vargas, la polarización en Medellín no ha funcionado. “Si fuera así, Álvaro Uribe Vélez hace rato hubiera puesto alcalde”.

Correa Vargas, quien jocosamente, señala que ya “pagó piso” cuando aspiró a la gobernación con todas las limitaciones para un candidato, ha logrado establecer que por lo menos un 33% de la votación en la  ciudad no obedece a ninguna estructura, y como nadie la mide, pasan fenómenos como el de Daniel Quintero Calle.

Considera que hay gente que no anda pendiente de la mecánica electoral, que detesta la polarización y decide en torno a quien apoyar dependiendo de cómo lo conecte emocionalmente.

Obviamente Correa Vargas sabe que las maquinarias hacen su papel, y están los partidos tradicionales, la empresa, y lograr conjugar todos esos sectores, y la opinión, es la meta de cualquiera que desee ser alcalde de Medellín.

“Hace poco me quisieron estigmatizar como candidato del Quinterismo, quienes están del otro lado. Es que yo tengo una posición en el medio. Yo no peleo con nadie, no me interesa polarizar. El ciudadano de a pie puede confiar en mí, así como el empresario. En la Secretaría de Agricultura del Departamento demostré que trabajo con todo el mundo”, puntualizó.

Correa Vargas finalmente sostuvo que seguirá haciendo su trabajo en las calles y evalúa la posibilidad de también tener candidatos al Concejo de Medellín.

LUIS PÉREZ ESTÁ FELIZ PORQUE CONSIGUIÓ EN ANDRÉS GUERRA JEFE DE CAMPAÑA GRATIS

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

El ex gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, está muy contento porque el senador del Centro Democrático, Andrés Guerra Hoyos, se estaría convirtiendo, sin proponérselo, en su jefe de campaña.

Así no los hizo saber, al señalar que supuestos mensajes críticos que le viene haciendo en redes, antes lo están ayudando para que la gente vea que podría haber un candidato de peso para alcaldía o gobernación.

Pérez Gutiérrez, quien no ha dicho que aspira, siente que esos comentarios lo ponen en el partidor, cuando hasta el momento no despuntan candidatos rutilantes.

Otra fuente nos dice, que es probable que Guerra Hoyos, uno de los líderes de la revocatoria contra Quintero Calle, quien arropa como precandidato a Sebastián López Valencia, no había visto del lado del alcalde alguien con peso y con Pérez Gutiérrez la cosa  es a otro precio.

Le preguntamos a Pérez Gutiérrez si su decisión de aspirar a la alcaldía dependería de la postulación de Federico Gutiérrez Zuluaga, por miedo a ese “gallo”, y con sonrisa socarrona advirtió que podría ser al contrario.

Otra condición que tiene el ex gobernador, es que puede convocar a sectores de la clase política que no estarían tan jugados con otro candidato del alcalde.

FICO NADA QUE ENCUENTRA PUPILO, MIENTRAS DANIEL QUINTERO CALLE MADURA PROPUESTA

Por Juan Carlos Hurtad Ochoa

La posibilidad de una aspiración de Luis Pérez Gutiérrez a la alcaldía de Medellín prendió las alarmas entre los contradictores de Daniel Quintero Calle.

Las fuertes críticas que ha hecho en los últimos días el senador del Centro Democrático, Andrés Guerra Hoyos, contra Pérez Gutiérrez,  han puesto a pensar a los quinteristas que esa alianza estaría generando preocupación entre quienes desean llegar al poder con una propuesta de derecha,  y no veían nombres rutilantes para la continuidad.

El mismo ex concejal de Medellín, Ricardo León Yepes, nos dijo que le insistió a Federico Gutiérrez Zuluaga, que no es el momento para pensar en otro candidato, que debe aspirar él si desean una campaña con vocación de éxito.

FICO le ha dado muchas vueltas al asunto, esperando que surja un pupilo. Sin embargo, Yepes considera que es mejor no dejar espacios abiertos, porque el quinterismo se está armando, y no se sabe qué decisión tomarían los candidatos del centro Rodolfo Correa y Gilberto Tobón Sanín, entre otros. También tiene apoyo de los liberales de Julián Bedoya y los conservadores de Carlos Andrés Trujillo. Además de otras estructuras. Juan Carlos Upegui, muy parecido al alcalde, tampoco se descarta.

La propuesta de Yepes es que FICO aspire, acompañado por unas listas de Creemos al Concejo de Medellín y Asamblea. Es más,  el ex concejal podría jugar también ayudando desde Cambio Radical,  con una aspiración suya a la corporación nuevamente.

Hemos sabido que Pérez Gutiérrez se sentiría más a gusto con una aspiración a la Gobernación, pero tampoco le choca alcaldía, teniendo como reto con una puja más dura si FICO se decide ahora en marzo.

Con el pasar de los días comienzan a madurarse propuestas, porque las campañas requieren estructuras y es necesario que la gente sepa quiénes son los candidatos que podrían llegar hasta el final y empezar a decantar.

CON CANDIDATOS TAN PEQUEÑOS AÚN, CUALQUIERA CREE QUE PUEDE ASPIRAR Y GANAR

Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

Si revisamos los nombres que suenan para alcaldía de Medellín, entre quienes recogen firmas, se han inscrito,  piensan inscribirse, y hacen bulla, de los de centro, quinteristas y anti quinteristas, no hay todavía alguien que genere “miedo”, en el buen sentido de la palabra. Por eso cualquiera cree que puede tener chance. De ahí tanto antojado.

El único que podría mover el tablero es Federico Gutiérrez Zuluaga. Sin embargo, eso no es absoluto.

Recordemos que en 2019 los favoritos para ganar la alcaldía de Medellín eran Santiago Gómez Barrera y Alfredo Ramos Maya. Sorpresivamente Daniel Quintero Calle fue el palo de la contienda. Nada está escrito.

Pero esos fenómenos son escasos, como pasó con Sergio Fajardo Valderrama y Álvaro Uribe Vélez, aunque este último haya puesto dos presidentes, y Fajardo un alcalde. Alonso Salazar Jaramillo.

Fuentes cercanas a Quintero Calle nos cuentan que ven todo muy parejo, muy plano, y habría que establecer quién podría despuntar para que dé la pelea.

El palo en la rueda para Quintero Calle sería Luis Pérez Gutiérrez quien no admite coaliciones en torno a nadie.

En reunión de pasillo, se escuchó que Luis Pérez Gutiérrez estaría más confiado para aspirar a la gobernación.

Esteban Restrepo anda recorriendo los municipios, pero publica fotos, chéveres, pero muy solo, como si se tratara de un bloguero de viajes, no alguien en campaña para gobernación.

Está bien que muchos quieran aspirar, pero también hay que establecer las proporciones, y hay mucho desproporcionado.