-Lamentable que algunas veedurías y organizaciones que inician sus labores de vigilancia en lo político y público, se conviertan en proyectos de corto alcance que se desalientan porque no logran los resultados esperados, o terminan “contaminándose” con los sectores que en principio critican.

Por ejemplo, no hemos vuelto a saber de Concejo Visible, órgano que durante un tiempo estuvo atento a la labor del Concejo de Medellín, iniciativas, proyectos, y asistencia de los corporados.

Hace falta veedurías que acompañen el control de los organismos legalmente constituidos para ello, pues sus trabajos son insumos importantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí