Liliana Rendón Roldán quiso mostrar poderío político cuando llenó la sede de Centro Democrático el lunes 26 de enero e inscribió su nombre como precandidata a la Gobernación.

Llevó buses llenos de seguidores. Varios periodistas nos quedamos afuera y alguien jocosamente dijo que hubiera sido mejor el evento en la Plaza de Toros La Macarena.

Más allá de los seguidores, continúan las dudas sobre cómo será la Convención y qué pasará con su nombre al final de la jornada.

Los entendidos dicen que ella no podría aspirar por firmas o por otro movimiento político porque ya está en Centro Democrático. Esperemos a ver qué pasa con la “Monita”. Mucha falta le debe estar haciendo Luis Alfredo Ramos Botero por estos días de tanta convulsión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí