Aunque algunos concejales de Medellín quisieron embolatarle un proyecto a la concejala María Mercedes Mateos Larraona, tendiente a mejorar el fondo de vivienda de la Contraloría Municipal, finalmente se salió con la suya, consiguió los votos y mejores tasas de interés para los funcionarios del organismo.

La Contraloría de Medellín es tal vez  uno de los entes oficiales donde hay mejor clima laboral y garantías, de ahí que sus funcionarios siempre tengan una sonrisa en el rostro. El contralor, Juan Carlos Peláez Serna, precisamente está contento porque ha pasado sin tacha las auditorías nacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí