Sentí dolor cuando un concejal de Medellín con lágrimas en sus ojos, me contó que su mamá había pasado la noche en el suelo de la sala de urgencias de una de las clínicas de la EPS SALUDCOOP.

El concejal tuvo que pedirle a los colegas Fabio Humberto Rivera y a Bernardo Alejandro Guerra Hoyos (ambos médicos) que le ayudaran a resolver la situación.

La señora por fin recibió la atención médica, y el concejal vivió en carne propia la compleja situación que hay en las EPS de esta ciudad. Lamentablemente el presidente Santos ha prometido solucionar los problemas derivados de la atención en salud sin éxito alguno. El paseo de la muerte y otras prácticas prohibidas, continúan siendo el pan de cada día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí