Si uno quiere armar una discusión que no llegue a ninguna parte, hable sobre política y plantee su posición y con eso basta.

Recientemente les dije a unos colegas que están muy escépticos con el proyecto de Gabriel Jaime Rico y su propuesta Juntos por Medellín, que la cosa política apenas comienza y que podría ser un candidato que crezca en el mediano plazo. Pero la discusión se tornó mayor cuando dije que había candidatos que llegaron a la Alcaldía de Medellín, Gobernación de Antioquia y Presidencia de la República sin maquinarias.

Me pidieron ejemplos y cité  los casos de los concejales Miguel Andrés Quintero Calle y Carlos Mario Uribe Zapata, quienes eran unos desconocidos y lograron obtener curules. Jesús Aníbal Echeverry Jiménez llegó la primera vez al Concejo, pese a que Mario Uribe Escobar y William Vélez Mesa les dieron la espalda.

Fajardo era un perfecto desconocido cuando llegó a la Alcaldía de Medellín, así muchos digan que siempre contó con el apoyo del Sindicato Antioqueño. Creo respetuosamente que ese apoyo es interesante, pero no determinante del todo.

Álvaro Uribe Vélez también era un desconocido en la esfera nacional cuando aspiró a la Presidencia de la República por primera vez.

Habría que analizar qué se entiende por maquinaria política, porque he conocido candidatos que han gastado altas sumas de dinero y son de reconocidos directorios, que perdieron las elecciones.

Si el tema de maquinarias fuera tan seguro para una elección, el gobernador actual sería Álvaro Vásquez Osorio, y Uribe hubiera barrido en las elecciones regionales de 2011 cuando había dejado presidencia  con gran favorabilidad y aún era amigo de Santos.

Y como dije al principio, la discusión no llegó a  ninguna parte, porque no hay respuestas y fórmulas establecidas en materia política que nos lleven a verdades absolutas. Pero discutir con argumentos nos ayuda también a crecer como personas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí