Por  Juan Carlos Hurtado Ochoa

Continuando con el Macondo que conocí, estaba a principios del año 2000 tal vez, recorriendo las  calles de Lorica en busca de información judicial. Esa tarea me la habían encomendado para el periódico EL MERIDIANO de Córdoba. Un colega corresponsal de Caracol Radio, Jorge Luis Ramos, me dijo que había noticia bomba por parte del CTI de la Fiscalía.

Nos dirigimos en una vieja moto Yamaha 50 color roja hasta las oficinas del organismo judicial con una temperatura promedio de  40 grados. Todavía me pregunto cómo fui capaz de convivir con ese clima. El ser humano puede con todo, cuando se lo propone.

Cuando llegamos al lugar, uno de los miembros del CTI gritó: ¡llegaron los periodistas, saquen la detenida para que le tomen la foto, que mañana será noticia nacional!

Pregunté: ¿pero bueno, cuál es el escándalo, qué fue lo qué pasó?

Se trataba de una empleada de servicio doméstico señalada de ser una dura del narcotráfico. La captura fue ordenada desde Bogotá, lo único que sabían los agentes era que debía ser trasladada lo más pronto posible a la capital a fin de ser judicializada como miembro del Cártel de la Costa que operaba en el Bajo Sinú. Una mujer de alta peligrosidad.

La muchacha tendría unos 22 años, y un metro 76 de estatura. Su contextura la compararía hoy con María Isabel Urrutia en sus mejores tiempos. Corpulenta. Una morena de piel brillante, de callos gruesos en sus pies. Sin embargo, una corazonada de periodista me dijo que esa mirada desorbitada de la joven y el susto que tenía no coincidían con un capo del narcotráfico. Aquí debe haber un error, pensé en mi interior.

La  mujer de quien ya no recuerdo su nombre fue enviada en medio de  un gran despliegue de seguridad que generó caos en las calles de Lorica. Como diría el fallecido escritor David Sánchez Juliao: “En Lorica Saudita, todo se sabe en cuestión de segundos, nada se escapa”.

Y fue el boom del momento. No  contento con lo ocurrido le dije a  mi colega Ramos que investigáramos un poco más quién era la joven. Descubrimos que trabajaba como empleada doméstica. Que no tenía un solo peso. Que era imposible que una dura del narcotráfico ocultara tan bien la supuesta riqueza.

Familiares y conocidos no salían de su asombro. Después de casi dos meses de estar detenida en una cárcel de Bogotá, un juez determinó que definitivamente ella no era  la persona que buscaban. Que se trataba de un error.

La noticia de su orden de libertad se supo rápidamente en la localidad. Familiares y amigos prepararon un gran recibimiento que incluyó recorrido por las principales calles de Lorica. Lo único que faltó fue el carro de bomberos y la presencia del alcalde Jorge Negrete  López para que el espectáculo estuviera a tono con la situación en un pueblo donde no todo los días se presentan este tipo de acontecimientos.

Recuerdo que en la casa del Gordo Jattin, que parecía otro palacio Municipal, la gente no salía del asombro de lo ocurrido. Tinto iba y tinto venía en corredores, habitaciones y el kiosco del hogar de la política por tradición.

La mujer después de ese despliegue de fama, de mala fama lastimosamente, y de injusticia como ocurre en este país, regresó a sus oficios. 

Ya sin el uniforme de reclusión, vistió nuevamente los pantalones mochos de Jean desgastados y las sandalias de caucho viejas. Retomó el trapero y su trabajo. No hubo indemnización, no hubo disculpas, no hubo nada, porque para las personas pobres de este país ese tipo de excusas no se dan, ni públicas ni privadas.

Por lo menos se dio el gusto de ser famosa por unos meses, en medio de estas historias macondianas, que abundan en la Costa Atlántica.

Jorge Luis Ramos y yo volvimos a la cotidianidad, a recorrer las calles de Lorica en la vieja moto Yamaha 50 a la espera de un nuevo acontecimiento espectacular.

RECOVECOS CORTOS

-El representante conservador Juan Diego Gómez Jiménez emitió un comunicado en el que sostuvo que existe una campaña para desprestigiar su nombre y su honra, animada por móviles políticos, confundiendo a la opinión pública con calumnias y falsas informaciones.

Aseguró que se nota la mala fe y el interés de deteriorar su imagen y su buen nombre a través de informaciones falsas hechas en algunos medios de comunicación por la señora Margarita María Sossa, a quien ya denunció ante la Fiscalía General de la Nación por injuria y falsa denuncia contra persona determinada.


Señala el congresista que como lo afirman, sin justificación y pruebas algunas informaciones, “nunca me he apropiado de ningún lote en Antioquia, no he realizado negociación alguna con la señora Sossa y no he recibido en ningún momento dineros de la presunta víctima. Tampoco tengo demandas por estafa y fraude procesal. Así mismo anunció el congresista que emprenderá las acciones legales a que dé lugar, por acusaciones falsas por lo cual sus abogados están al tanto para hacer las gestiones correspondientes”.

-Los candidatos del Partido de la U a Cámara y Senado por Antioquia hoy se sienten menos temerosos de Uribe Centro Democrático. Luego de visitas a las subregiones han sentido que los electores tienen claras las propuestas de los candidatos. Además porque algunos son congresistas y han tenido la oportunidad de gestionar proyectos. Es así como Juan Felipe Lemos Uribe, a diferencia de la primera campaña, tiene balance sobre estrategias para la tercera edad y la repartición de las regalías. También buscar mejores condiciones para los cafeteros.


-Los conservadores también andan tranquilos. Están trabajando como hormigas, pues saben que no se pueden dar el lujo de obtener menos de 40 mil votos para Cámara. El umbral es bastante exigente. Los liberales, a su turno también hacen lo propio, al igual que los miembros de Cambio Radical, quienes desearían tener una presencia más directa de Germán Vargas Lleras. El POLO, MIRA, los Verdes y otros movimientos como ASI no bajan la guardia. La contienda después de las fiestas de Navidad y Fin de Año se calienta con todos los motores. Comenzó el 2014 y no hay tiempo para improvisar.

-Si usted cree que tiene una información que vale la pena publiquemos en este medio y en nuestro programa radial GRAN CIUDAD, escríbanos agranciudadmedellín@gmail.com o en Facebook que con gusto haremos el análisis para tenerla en cuenta.
Les recordamos que estamos de lunes a viernes de 7:30 a 8:00 a.m. por Radio Única de Todelar 1.050 a.m. con toda la información política, temas de ciudad y con ¡Agenda Propia! en el bloque informativo la Suma de los Mejores que comienza desde las 6:00 de la mañana.
También en televisión www.canalcncmedellin.comde 7:30 a 9:00 de la noche de lunes a viernes.

Nos pueden escribir a granciudadmedellín@gmail.com y síganos en twitter @granciudad710

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí