Desde hace algunos meses venimos viendo a varios jóvenes en la Alpujarra y las cámaras de comercio, solicitando ayuda para los niños más pobres de la Guajira.

Están identificados como miembros de la UNICEF y la verdad me queda varias dudas sobre la labor que vienen  desempeñando.

Ellos plantean que si uno está de acuerdo le debitan de la cuenta de ahorros determinada suma de dinero dirigida a los menores de esa región. Obviamente hay que llenar unos formatos de autorización. Hasta ahí todo bien.

Pero la pregunta que me asalta es por qué el Gobierno Nacional no cuenta con programas dirigidos a esa población. Por qué ese organismo internacional no cuenta con recursos si las estadísticas apuntan a que el mundo produce más comida de la que está en capacidad de consumir.

Hay unas ONG’S y millonarios altruistas que se dedican a estas tareas de ayudar. No creo que sea malo lo que hace la UNICEF, de acudir a los ciudadanos del común para apoyar a los habitantes de la Guajira. Sin embargo, Medellín no es que esté muy bien en materia de nutrición.

Hace algún tiempo el concejal Luis Bernardo Vélez Montoya hizo fuertes denuncias sobre el tema y la situación de hambre en barrios,   veredas y corregimientos.

Lo que viene haciendo UNICEF nos debe llevar a hacer varias reflexiones sobre equidad, función del Estado y apoyo de la empresa  privada.

Si usted cree que tiene una información que vale la pena publiquemos en este medio y en nuestro programa radial GRAN CIUDAD, escríbanos a granciudadmedellin@gmail.com o en Facebook que con gusto haremos el análisis para tenerla en cuenta.

 

Les recordamos que estamos de lunes a viernes de 7:30 a 8:00 a.m. por Radio Única de Todelar 1.050 a.m. con toda la información política, temas de ciudad y con ¡Agenda Propia! en el bloque informativo la Suma de los Mejores que comienza desde las 7:00 de la mañana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí