Aunque todavía no está aprobada una Ley de Transfuguismo, el senador Germán Hoyos Giraldo ha dicho a los miembros de su equipo que no se va del Partido de la U. Que se mantiene firme, y descartó la posibilidad (al menos por ahora) de buscar nuevamente sus orígenes liberales.

También informó que su representante León Darío Ramírez no aspira en 2018, sin mencionar quién lo reemplazaría. Hoyos Giraldo sabe que el tema de Cámara es muy complejo en las actuales circunstancias con un Presidente que está tocando fondo en popularidad.

Está demostrado que Hoyos Giraldo es más un líder con vocación individual, que el producto de un partido político, por eso en términos generales estaría algo tranquilo.

Otro congresista que anda indeciso es el representante Juan Felipe Lemos Uribe, a quien desde Bogotá le andan diciendo que se mantenga en la U y aspire al Senado. Personas muy cercanas a él aseguran que anda bastante ansioso porque no quiere tomar una determinación equivocada en caso de irse para el Centro Democrático.

Quien sí espera con ansias que pase una Ley de Transfuguismo es el diputado de la U, Norman Ignacio Correa, porque sus jefes: Augusto Posada Sánchez y Guillermo Palacio Vega andan felices en Cambio Radical.

Tal vez por la expectativa de la Ley es que varios candidatos al Congreso andan “solapados” sin hacer grandes anuncios, al  tiempo que la gente del Centro Democrático la tiene clara y no para de trabajar.