-Pocos periodistas se atreven a ventilar los problemas que ocurren en el medio por temor a ser vetados y perder oportunidades laborales.

Sin embargo, me llamó la atención que la colega Lina Arango haya dedicado artículos en redes sociales en los que ventila la forma como algunas agencias de medios quieren demeritar  la labor que hacemos.

Sostuvo que recientemente una importante agencia de comunicaciones quiso bajarle el costo de su propuesta de servicios de manera exagerada a lo que ella habría dicho que su trabajo tiene un valor y por ende no cedió a la presión económica, aduciendo más de 13 años de experiencia.

Lo que ella cuenta no me extraña. Durante la Administración de Sergio Fajardo Valderrama la Central de Medios de Teleantioquia enviaba órdenes de publicidad a los periodistas por 80 mil pesos mensuales para que pasaran mensajes institucionales en radio.

Dicen que a las emisoras comunitarias les habrían enviado órdenes de 2 mil pesos por cuña, lo que obviamente fue tomado por una humillación para quienes hacen el esfuerzo informativo en los municipios.

En diciembre del año anterior me llamó un señor Luis de “Analistas de Medios”, una agencia que maneja la publicidad de Comfenalco, para ofrecerme en tono humillante que le aceptara una propuesta de publicidad por un valor menor a la mitad de lo que cuesta la emisión de pautas en mi programa radial. El “ejecutivo” se enojó cuando le dije que mis tarifas eran únicas y él no era nadie para entrar a controvertirlas y menos utilizando un lenguaje despectivo.

Dicha situación se la hice saber a comunicaciones de Comfenalco, y allí me dijeron que ese señor Luis estaba empeñado en no hacer ningún tipo de negociación con  Gran Ciudad. La verdad lamento que algunas agencias pasen por encima de la labor de los periodistas y hagan valoraciones injustificadas, poniendo en riesgo la imagen de empresas que las contratan con el fin de mejorar el servicio de difusión.

Y retomo lo que quiso decir Lina Arango: una cosa es la necesidad, y  otra muy distinta la dignidad. Comparto con ella que la dignidad hay que defenderla cuando toca, así se cierren algunas puertas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí