-La renuncia de Claudia Restrepo a la gerencia del Metro tiene varias interpretaciones, y generó dudas por tratarse de un cargo muy apetecido.

Recordemos que en 2015 el candidato a la Alcaldía de Medellín, Alonso Salazar Jaramillo, habría persuadido a Restrepo para que no se postulara como aspirante en la contienda, y más adelante el alcalde Aníbal Gaviria Correa promovió su nombre para que fuera gerente del Metro.

Dicen que desde que asumió la gerencia se habría presentado presiones de muchos sectores. Por un lado se dijo que el ex gerente Ramiro Márquez Ramírez daría directrices desde la sombra; que el ex alcalde Aníbal Gaviria Correa también sugería quiénes debían acompañar la labor con la creación de una nueva planta de cargos; y de otro lado el director de Planeación Departamental, Carlos Mario Montoya Serna, también habría sido un fuerte contradictor.

También hay que destacar el escándalo presentado con la gratuidad    en el servicio durante la emergencia ambiental, que generó una demanda de la Gobernación contra el Área Metropolitana, aunque el gobernador Luis Pérez Gutiérrez aseguró que no tiene reparos sobre Claudia Restrepo.

Luego de la renuncia, el alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga, no quiso aceptarla, y el Gobernador pidió una revisión seria del tema con la Junta Directiva, al tiempo que empezaron a sonar nombres sobre el posible remplazo: Carlos Mario Montoya Serna, quien al parecer tiene mucha hambre del cargo; Omar Hoyos Agudelo, ex secretario de Movilidad de Medellín, y Fernando Correa.

Miembros de la Junta Directiva aseguraron que no hubo ninguna presión, pero es una versión  poco creíble, pues se trata de un cargo que nadie deja porque sí.

Luego de hacer algunas consultas, hay quienes coinciden que el nombramiento en su momento de Claudia Restrepo habría sido engaño soterrado por parte de quienes no la querían ver en la escena política, y quienes querían tener alguien de confianza para manejar los destinos de la empresa.

Al parecer  Claudia Restrepo no aguantó las presiones y prefirió abandonar un cargo anhelado por muchos, aunque otras versiones digan lo contrario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí