No sé cómo explicarle a mi mamá María Cristina Ochoa de Hurtado, que en Antioquia la Más Educada es posible que sí se pierda un peso.

Resulta que a principios de año pagó por error dos veces el impuesto vehicular. Ella no vio nada de raro, y se dirigió a las oficinas de la Gobernación encargadas del tema, pensando que muy pronto su dinero de más sería devuelto oportunamente.

Le dijeron que esperara 50 días hábiles y muy juiciosa siguió todas las directrices, porque en todos los comerciales y en las alocuciones del Gobernador, ha escuchado que hay transparencia total con los recursos.

Mi madre lleva varios días intentando que le resuelvan el problema. Varias funcionarias se han burlado de ella, con argumentos tales como que esa plata se la devolverían quizá a mediados de 2015.

Desesperada, me pidió que escribiera esta nota, pero independiente de lo que pase, lo grave del asunto es que probablemente muchas personas están pasando por lo mismo pero no sale a la luz pública por  falta de autoridad o medio de comunicación que se interesen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí