Por Juan Carlos Hurtado Ochoa

No sabemos si adrede o no, pero Álvaro Uribe Vélez tiene hoy al Centro Democrático dando tumbos en materia presidencial.

Hemos visto fotos de algunos congresistas y otros líderes de la colectividad con Federico Gutiérrez, David Barguil y Alex Char, diciendo abiertamente que los apoyarán en la consulta del próximo 13 de marzo por Equipo Colombia.

Aunque hay abogados esperando que pase el 13 de marzo para empezar procesos sobre doble militancia, está claro que hay gran desespero del CD porque no hay confianza con Óscar Iván Zuluaga, quien para colmo de males consiguió una fórmula vice presidencial sin sabor como Alicia Eugenia Silva, poco conocida.

No sabemos por qué mientras el presidente del Partido Liberal, César Gaviria Trujillo se mueve con astucia, Uribe Vélez se dedicó a repartir volantes al tiempo que su militancia está pegada de la Coalición de Equipo Colombia.

En Antioquia no hay unidad de criterio: la representante Margarita María Restrepo está con David Barguil, el aspirante al Senado, Andrés Guerra Hoyos con Federico Gutiérrez, y Luis Alfredo Ramos Botero con Alex Char.

Dicen que Uribe Vélez se durmió cuando hubiera podido hacer algo para que Zuluaga entrara en la coalición Equipo Colombia o escoger un candidato con más peso. Zuluaga tiene excelente hoja de vida, pero estuvo perdido del panorama mucho tiempo.

Ese cuento de Uribe Vélez de “ser prudente” con los procesos es lo que siempre lo ha enredado en lo regional, porque da mucha vuelta para meter mano.  

Ahora falta ver después del 13 de marzo en qué condiciones llega el CD a los procesos con quien resulte elegido de Equipo Colombia.