maria-paulina-aguinagaSi uno escucha a la concejala de Medellín María Paulina Aguinaga del Centro Democrático EPM está al borde del abismo, pero al hablar con la fuente oficial el panorama es otro.

Por esa razón dialogamos con el  gerente de Aguas de Antofagasta, Fredy Zuleta Dávila, quien lidera uno de los proyectos más cuestionados por la concejala.

Ella asegura que la inversión de 960 millones de dólares que hizo EPM en una concesión en Chile (Antofagasta) hace más de uno año es como comprar un apartamento de contado para arrendarlo, pero luego se hipoteca para tener un supuesto flujo de caja, y al final no se supo cuál fue el negocio y la rentabilidad del inmueble.

Sin embargo, Zuleta Dávila reconoció que EPM tuvo problemas de comunicación con la concejala cuando ella envió un cuestionario que la entidad respondió de manera escueta y se prestó para malas interpretaciones.

Por esa razón el directivo de Aguas de Antofagasta en un lenguaje muy sencillo nos explicó que la empresa invirtió 960 millones de dólares en la concesión que va hasta el año 2033, que ya recuperaron 400 millones de dólares, que la rentabilidad de este año va por el orden de los 25 millones de dólares y en 2024 estaría recuperada toda la inversión nueve años antes de lo presupuestado.

También advirtió que si la empresa no hace inversiones en el extranjero estaría condenada a la quiebra, porque hacerlas en otras zonas de Colombia resulta inviable económicamente por muchas razones.

Explicó por ejemplo que la estabilidad económica de Chile le permite a la entidad vender el metro cúbico de agua a más de un dólar cuando en Colombia la situación es muy distinta.

De por qué EPM no se la juega con mercados como el Urabá y el Chocó, por citar unos ejemplos, responde el directivo que por una razón muy sencilla: porque habría que subsidiar el servicio por el bajo poder adquisitivo de la gente en esas zonas. Además la Nación no coopera ni propone.

“No olvidemos que la fórmula exitosa para que EPM pueda prestar un servicio social y transferirle al Municipio buenas sumas de dinero anualmente, se debe a tener equilibrio en rentabilidad, o de lo contrario ninguno de esos aspectos se cumpliría”, advirtió el gerente de Antofagasta.

Sin embargo, para la concejala Aguinaga los argumentos de EPM resultan insuficientes y asegura que es mejor concentrar la fuerza en el mercado interno, dejando de lado la diversificación en otras áreas y naciones.

Luego de escuchar las dos versiones quedan varias conclusiones: es claro que la concejala quiere hacer control político y cuidar las finanzas de EPM, pero los directivos de los proyectos de Chile y Centro América tendrán sus razones para abrir los mercados y no depender exclusivamente de lo local.

EPM es un excelente modelo de  empresa pública que le ha merecido la mejor de las críticas. El tiempo nos dirá si están haciendo las cosas bien o si la concejala debió ser escuchada.

Y sabremos entonces por fin quién nos estaba diciendo la verdad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí