No es cierto que el presidente del Fondo Nacional del Ahorro, Augusto Posada Sánchez, esté de pelea con el presidente del Senado, Mauricio Lizcano. Lo cierto es que aunque han trabajado juntos en proyectos políticos hoy tienen aspiraciones que los separan.

Empecemos por decir que Lizcano decidiría en diciembre no aspirar nuevamente al Congreso. Quiere ayudar al candidato a la presidencia Germán Vargas Lleras, pero no sabe si es más conveniente hacerlo desde la U o Cambio Radical.

Lizcano, a diferencia de Posada Sánchez, le debe la presidencia del Senado a su Partido, colectividad que no le perdonaría irse para Cambio Radical en su anhelo por ser ministro en el mediano plazo.

En cambio Posada Sánchez está en el Fondo Nacional del Ahorro porque ha sido leal desde hace rato al presidente Santos quien lo nombró sin consultar a nadie. Si decide irse con su matiz hacia Cambio Radical no tendría deudas importantes con la colectividad, y por ello se dice que mientras en apariencia sigue en la U, su corazón estaría con la gente de Vargas Lleras.

Aunque Lizcano le ha sugerido al representante Juan Felipe Lemos Uribe que sea su reemplazo en el Senado, el congresista antioqueño está dudoso de aceptar o irse para el Centro Democrático porque es posible que el presidente del Senado de repente haga una alianza con Posada Sánchez, apoyen al Senado a Guillermo Palacio Vega y lo dejen viendo un chispero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí