Desde que se conoció que las relaciones entre el presidente del Fondo Nacional del Ahorro, Augusto Posada Sánchez y el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, están reventadas, anda muy callado el diputado antioqueño Norman Ignacio Correa sobre su futuro político.

La razón es que si la gente de Posada Sánchez decide irse para Cambio Radical, el Diputado tendría que decidir si renuncia a la curul o la mantiene en la U, pero siguiendo las directrices de Lizcano.

Correa se encuentra en un panorama muy complejo, pues aunque hoy es diputado gracias a Posada Sánchez, también ha sido cercano a Lizcano y al representante Juan Felipe Lemos Uribe, y este último se perfila como reemplazo en el Senado del actual presidente de la Corporación, descartando de plano los coqueteos del Centro Democrático.

Sin embargo, Posada Sánchez deberá pensar muy bien si se va para Cambio Radical, ante la amenaza de una demanda por doble militancia que le tendría preparada Lizcano en caso de movimientos sospechosos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí