Miguel Andrés Quintero Calle quiere ser alcalde de Medellín. La propuesta puede resultar absurda si se tiene en cuenta que es una persona que no goza de las grandes maquinarias políticas y sus herramientas son las ganas de trabajar y un “marranito” para recoger los recursos necesarios que demandan la logística.

MIGUEL ANDRES MARRANITO

En 2011 le dijeron que estaba loco y alcanzó una curul en el Concejo por el Partido Verde y llegó con cierta holgura, pese a que no era de los consentidos del Fajardismo para la época. Ahora quiere medirse a un cargo que requiere más de 200 mil votos y que tiene nombres de mucho peso.

Quintero Calle es de retos y por eso rechaza el NO como respuesta. Particularmente pensamos que el concejal tendría buenas posibilidades si logra que los fajardistas lo respalden de frente. Pero hay otras personas haciendo fila.

De otro lado, nos causó mucha risa que el concejal no llama al Plan de Ordenamiento Territorial (POT) sino “EL PEOTE”, porque a su juicio carece de suficientes herramientas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí