Dicen que si fuera por el ex ministro Fabio Valencia Cossio, el Centro Democrático estuviera lleno de gente de otros equipos políticos que ha venido buscando pista en la colectividad.

Y aunque el senador Alfredo Ramos Maya ha impedido que eso suceda, Valencia Cossio y su hijo Santiago, están armando estrategias políticas con miras a una fórmula ganadora de Senado y Cámara.

En principio llamaron al ex diputado del oriente cercano, Esteban Quintero, quien se fue a tiempo del Partido de la U, se vinculó a la Unidad Técnica Legislativa de Uribe, hoy aspira a la Cámara, pero la alianza se frustró cuando Rubén Quintero Villada (padre) no encontró el gana-gana con esa apuesta política.

Esteban Quintero está hoy en fórmula con el ex alcalde de Bello, Óscar Andrés Pérez, quien armó proyecto interesante. Aspira al Senado, y además de la Cámara con Quintero en Rionegro, espera con Carlos Arturo Betancur Castaño, ex alcalde de Itagüí, jugar con otra curul en el sur. Pérez tiene en su haber una buena votación en 2015 con la que casi derrota a César Suárez Mira para Alcaldía.

Continuando con la estrategia de Fabio Valencia Cossio, llamó también a Alexander Flórez García, lo hizo renunciar a la Sub Secretaría de Gobierno Departamental y después le salió con un “chispero” cuando en Centro Democrático le cayeron varios “pura sangre” en gavilla.

Pero como Valencia Cossio es insistente y persistente, siguió buscando aliados. Fue así como logró convencer al ex alcalde de Don Matías, el conservador John Jairo Berrío, quien aspiró a la Asamblea de Antioquia sin éxito por el matiz “Conservadores en Serio” de Carlos Mario Montoya Serna (director de la Seccional de Salud) y del representante Nicolás Albeiro Echeverry Alvarán.

Valencia Cossio lo habría llevado a una sede cristiana cercana al centro comercial El Diamante y allí, con la presencia de Uribe, le habrían dado la bendición al líder del norte.

Por eso decimos que Valencia Cossio se mueve más que bus de escalera, pues en tan poco tiempo ha tanteado tres fórmulas a la Cámara a fin de que su hijo Santiago logre el Senado en 2018.