Recientemente durante una jornada con alcaldes en el auditorio del IDEA sobre la próxima entrega de 940 viviendas, se presentó una situación a nuestro juicio ridícula.

Resulta que la presentadora del encuentro pidió a los mandatarios y periodistas que fueran practicando aplausos para recibir al vicepresidente Germán Vargas Lleras y su comitiva, quien estaba retardado porque venía de Amalfi de cumplir con otra entrega de viviendas. Ella creyó que estaba en el programa Sábados Felices o Animalandia.

La presentadora pidió varias veces que los asistentes practicaran aplausos con el fin de sorprender al Vicepresidente una vez ingresara al auditorio.

No se sabe si es una exigencia del alto funcionario pedir aplausos donde va, pero lo cierto es que en alguna ocasión fue bastante grosero con concejales de Envigado porque no le tenían cigarrillos listos, antes de hacer una intervención en el parque de la población cuando era ministro de Vivienda.

Vargas Lleras está haciendo todo lo posible para ganarse el cariño de los antioqueños en su carrera a la Presidencia en 2018. La gran pregunta es si será candidato del Santismo o el Uribismo, pues parece moverse en ambas aguas.

Qué siga el show con los aplausos…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí