Los enemigos de una y otra campaña al Congreso en medio del desespero, lanzan últimos esfuerzos para sacar la ropa sucia de los contradictores y deslegitimar sus campañas con verdades y mentiras.

El aspirante a la Cámara por el Partido Conservador, Horacio Gallón, además de los problemas de orden público que ha sufrido en sus recorridos, en las últimas horas circuló un supuesto comunicado firmado por él desistiendo al parecer de su aspiración.

Como buen panfleto y rumor inundó las calles de la ciudad y las redes sociales, al tiempo que Gallón acude a todos los esfuerzos posibles para desmentir la decisión a pocas horas de las elecciones.

Lo más curioso es que la senadora Olga Suárez Mira (una de sus fórmulas al Senado) no haya sido contundente al cierre de esta edición ofreciendo aclaración en este asunto tan complejo.

Otra situación difícil la ha vivido el aspirante al Senado por el Partido Liberal, Julián Bedoya Pulgarín, a quien medios como Caracol Radio, BLU, y Noticias Caracol TV han hecho serias denuncias sobre presuntos actos de clientelismo en Caucasia, La Estrella y Caldas.

Los anteriores ejemplos demuestran que hacer política en Colombia sigue siendo más exigente, además porque hay varios organismos de seguimiento electoral de personas del común que hacen sus propias denuncias a través de  redes sociales las cuales multiplican lo bueno y lo malo de los candidatos.

En reciente edición dijimos que de las 17 cámaras por Antioquia vemos la pelea con Partido Liberal de 3 a 4 cupos, Partido Conservador 3, Partido de la U de 1 a 2, Cambio Radical de 1 a 2, Centro Democrático de 6 en adelante, y el comodín está ente los Verdes, POLO y MIRA. La gran pregunta es: ¿Cuáles partidos fuertes ceden o aumentarán curules en la contienda?

El 11 de marzo después de las 5:00 de la tarde posiblemente les tendremos el dato.